Atrévete con las pamelas y las coronas de flores

Atrévete con las pamelas y las coronas de flores

Los canotiers de ala ancha se revelan como otra de las grandes apuestas en materia de tocados. Repasamos con la diseñadora vitoriana Zuriñe Aspe las tendencias para esta temporada

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

«Esta temporada tiran los extremos. Me están pidiendo muchas piezas clásicas y también 'retro', que ahora se entiende como lo más innovador». Pronuncia esta frase la diseñadora de tocados vitoriana Zuriñe Aspe, que hace seis años dio un giro radical a su estable vida para dedicarse a su pasión. Descubrimos con la creadora de la firma 34 Costuras los tocados que van a triunfar en las celebraciones esta temporada.

Vuelven las pamelas. «Es un clásico con el que la gente se está empezando a animar a cuentagotas», confiesa Zuriñe. Las fotos de novias e invitadas ideales en Instagram luciendo este complemento han animado a las vascas a atreverse, eso sí, las piden sobre todo para bodas fuera de Euskadi. «Funcionan muy bien las megapamelas de paja con adornos de plumas. Son juveniles pero súper elegantes a la vez».

Para las amantes de este concepto existe una versión algo más discreta: los canotiers de ala ancha. «Desde hace un par de años se ve mucho. Se lleva con la típica cinta y se puden adornar con flores o lazo», explica la diseñadora. «Personalmente me gusta mucho para las bodas de mediodía, aporta elegancia sin tener que ir con el típico 'pamelón'», agrega. La invitada lo puede personalizar además con materiales como plumas, pétalos de cuero o terciopelo, que no solo es para el invierno. En definitiva, la opción perfecta para las mujeres que no acostumbren a llevar sombrero pero quieran arriesgar esta temporada en algún evento.

Los canotiers de ala ancha son una de las apuestas seguras esta temporada.
Los canotiers de ala ancha son una de las apuestas seguras esta temporada. / Nerea Urdampilleta.

Otra opción que lleva temporadas pisando fuerte son los turbantes. «Es un acierto seguro. Más si va acompañado de una redecilla», señala Zuriñe. Se colocan a modo de diadema y los tonos que triunfarán esta primavera son los 'nude', del rosa palo al dorado claro.

Las coronas de flores no pasan de moda. Tanto las completas como las semicoronas, que permiten jugar con una infinidad de peinados como moños bajos, trenzas o melena suelta combinan a la perfección con los vestidos vaporosos y de estilo 'boho-chic'. «Las semicoronas dan mucho juego, se pueden llevar ladeadas, en la parte frontal o en la nuca. Es un complemento que permite muchos estilos, incluso para una misma novia que quiera cambiar de 'look' durante su día», revela.

Una de las coronas de flores creada por Zuriñe Aspe.
Una de las coronas de flores creada por Zuriñe Aspe. / Nerea Urdampilleta.

Cada vez más, las invitadas se decantan también por tocados divididos asimétricos. «Queda muy bien llevar, por ejemplo, un detalle a la derecha y a la izquierda una semicorona, o flores a los dos lados. Es un estilo que lleva mucho Carolina de Mónaco», ilustra la artesana vitoriana. «Es algo más arriesgado, pero para las novias que se atrevan y quieran un rollo diferente puede funcionar muy bien», agrega.

Zuriñe propone además la posibilidad de un tocado desmontable, algo que ha conquistado ya a muchas novias que desean variar su 'outfit' dependiendo del momento de la jornada. «Por ejemplo, una diadema con redecilla desmontable o una pamela con adorno que se pueda quitar y poner en el pelo».