Novias en pantalón, mono y vestidos midi

Tres de las propuestas que han desfilado por la pasarela. /Rafa Gutiérrez.
Tres de las propuestas que han desfilado por la pasarela. / Rafa Gutiérrez.

Las tendencias nupciales clásicas dejan paso a estilismos más originales con complementos en color, pamelas y encajes 3D

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Trajes de dos piezas, monos, telas con brillantina, estilo 'boho chic', complementos en tonos pastel, pronunciados escotes en la espalda y también algún vestido clásico, aunque casi los menos. Los trajes de novia se reinventan y así ha quedado demostrado en la Pasarela Gasteiz On, donde se exhibieron más de una treintena de propuestas para todo tipo de mujer. Hablamos con Atelier Vitoria, La Couture y Ríos Moda sobre las tendencias nupciales de esta temporada.

«Este año se lleva muchísimo el encaje 3D. Vestidos con flores en chantilly y guipur con las que se logra un efecto de relieve que da la impresión de que los detalles se salen de la prenda», explican Ainhoa Salcedo y Alejandro Maillo, de L.A. Couture. Sus propuestas para novia huyen de todo lo clásico como si quemara y son una clara invitación al atrevimiento. «Nos llegan chicas que no encuentran lo que quieren en las tiendas de toda la vida. Buscan telas con brillantina, vestidos en color y la tendencia 'boho chic', que pegó fuerte la temporada pasada pero todavía se mantiene».

Alejandro Maillo, Ainhoa Salcedo y Toni Moreno.
Alejandro Maillo, Ainhoa Salcedo y Toni Moreno. / Rafa Gutiérrez.

Según su experiencia, la novia vitoriana «es de extremos: o muy princesa o muy sencilla». Cada vez más, se atreven también con complementos como extravagantes coronas o con zapatillas deportivas, botas de cowboy o alpargatas en los pies. «Y ya no se lleva el velo, solo se lo ponen cuando insiste la madre o la abuela. Ahora prefieren las capas», apostilla Alejandro Maillo en el 'backstage' del Artium.

Mitas Rozado, de Ríos Moda, vende cada vez más monos y combinaciones de dos piezas para ceremonias nupciales. «Además el pantalón ha llegado para quedarse, y es una opción que se escoge mucho para bodas entre dos chicas», explica esta veterana comerciante alavesa.

Otra de las tendencias que se perfila para esta temporada son las faldas de largo midi que pueden llegar a desbancar las largas colas tradicionales. «Y en cuanto a complementos, nos piden mucho las diademas y los turbantes», agrega. Su clienta, a diferencia de la de L.A. Couture, prefiere la sencillez y un estilo fluido.

Mitas Rozado con uno de los monos de Ríos Moda.
Mitas Rozado con uno de los monos de Ríos Moda. / Rafa Gutiérrez..

Irma Mérida, de la tienda Atelier Vitoria, ha sido testigo en los últimos años de cómo las novias se decantan por un estilo cada vez más sencillo. «Es cierto eso que dicen de que en la sencillez está la elegancia. Por ejemplo, la pedrería cada vez se lleva menos porque se ve como algo hortera y como una prenda que se ha podido comprar barata por internet», explica. Además, en su tienda atienden cada vez más encargos de pantalones. «Se llevan mucho de encaje, con un top y capitas».

Montse Carrasco e Irma Mérida, de Atelier Vitoria, con una de sus propuestas.
Montse Carrasco e Irma Mérida, de Atelier Vitoria, con una de sus propuestas. / Rafa Gutiérrez.

En cuestión de complementos, la diseñadora vitoriana Susana Perez, más conocida como Susanita, avanza que «son tendencia los tocados joya, los turbantes y las pamelas».