Copia china y por 11 euros: la versión asequible del mejor look de invitada en la boda de Belén Esteban

Anabel Pantoja luce el vestido negro palabra de honor diseñado por Rocío Osorno./
Anabel Pantoja luce el vestido negro palabra de honor diseñado por Rocío Osorno.

Anabel Pantoja acudió a la boda de su compañera de 'Sálvame' enfundada en un espectacular vestido de la diseñadora sevillana Rocío Osorno al que le han salido numerosas réplicas 'low cost'

Virginia Melchor
VIRGINIA MELCHOR

Anabel Pantoja llegó este sábado exultante a la boda de Belén Esteban, moviendo su vestido de un lado a otro, como si fuera la mismísima Marilyn Monroe o se sintiese la bailarina de una caja de música. El estilismo de la sobrina de Isabel Pantoja fue uno de los más aplaudidos del enlace entre su compañera de 'Sálvame' y Miguel Marcos, que reunió a casi 300 invitados y muchos rostros conocidos en una histórica finca de Alcalá de Henares.

La colaboradora de Telecinco, de 32 años, eligió para la ocasión un vestido negro de escote palabra de honor con forma de corazón, con detalle de perlas de colores y falda de tul. Un espectacular modelo firmado por la diseñadora e 'influencer' sevillana Rocío Osorno. «Da pena que sólo haya durado unas horas... vuelta a la realidad mientras yo sigo en mi mundo», escribió Anabel un día después de la boda en Instagram, donde tiene más de 760.000 seguidores. Y ahí, en su mundo, es donde hubiera deseado quedarse. Porque su vuelta a la realidad ha venido envuelta en polémica, algo con lo que, por otra parte, ya está bastante familiarizada. Siempre se encuentra en el centro de las críticas, bien por su aspecto físico, por sus enemistades con sus compañeros de 'Sálvame'... y ahora la 'culpa' la tiene su vestido.

A su modelito, valorado en 600 euros, le han salido unas cuantas copias chinas. Ni dos días han hecho falta para que la plataforma de venta online AliExpress se haya llenado de réplicas del vestido a un precio irrisorio: cuestan entre 11,35 y 22,49 euros. El diseño parece idéntico. De hecho, lo es. Porque la web no ha dudado en utilizar las propias fotografías del modelo creado por la diseñadora sevillana para publicitar estas imitaciones 'low cost'. Un despropósito que ha provocado el justificado enfado de la modista buena, la verdadera, que ha recurrido a las redes sociales para mostrar su malestar y zanjar la polémica. «Todos mis diseños se confeccionan de forma artesanal en mi propio taller que está en Sevilla. No dudaré un solo segundo en interponer medidas judiciales contra cualquier medio que dude de esto y que tire por tierra el trabajo y el esfuerzo de tantos años y de tantas personas», asegura molesta.

Asimismo, Osorno ha avanzado que ya ha tomado medidas legales para evitar que vuelvan a darse este tipo de situaciones. «Demasiado tengo con contener la rabia que da ver mis fotos con mis propios vestidos en todo tipo de plataformas con copias de una calidad pésima y no poder decir nada para no entorpecer el proceso judicial que tenemos emprendido», concluye. A aquellas valientes que se atrevan a enfundarse el modelito chino les vendría bien recordar antes aquel mítico 'meme' que compara lo que pides por Aliexpress con lo que llega a tu casa. O recordar aquel dicho de nuestras abuelas: «Nadie da duros a cuatro pesetas». Porque sí, la calidad se nota y se paga.