La boda de cuento de Alexandra Pereira, al detalle

La boda de cuento de Alexandra Pereira, al detalle

Más conocida en redes sociales como 'Lovely Pepa', se casó en Madrid con Ghassan Fallaha, luciendo dos románticos vestidos de Santos Costura

MARÍA CALVO

Con la llegada del verano se inaugura la temporada de bodas. El pasado mes de junio nos ha dejado para el recuerdo bodas mediáticas como la de Belén Esteban y Miguel Marcos, enlaces reales como el de Carlota Casiraghi con Dimitri Rassam y celebraciones de otro nivel como la estratosférica fiesta de Pilar Rubio y Sergio Ramos. Además, las 'influencers' también han decidido dar un paso firme hacia el altar. Es el caso la madrileña María Pombo o de la sevillana Rocío Osorno. La última de la esfera 'blogger' en pronunciar el 'sí quiero' ha sido Alexandra Pereira, más conocida en las redes como Lovely Pepa, que se casó en El Mentidero de la Villa, en la localidad madrileña de Alalpardo, con el empresario libanés Ghassan Fallaha. Bajo el hashtag #AG1001nights, como si estuvieran viviendo su propio cuento de las mil y una noches, la pareja hacía partícipe al mundo de su amor con una boda por todo lo alto y a la que no le faltó detalle.

Tal y como pudimos desvelar hace unos meses, la novia apostó por la firma española Santos Costura, con quien lleva colaborando ocho años, para hacer realidad sus dos vestidos de novia. Con el Canon de Pachelbel como banda sonora de fondo, la novia hacía su entrada hacia un romántico altar al aire libre muy emocionada y agarrada del brazo de su padre, que ejercía como padrino. Si algunas apuestas apuntaban a que la gallega se decantaría finalmente por un espectacular traje de princesa, lo cierto es que fue todo lo contrario. Alexandra apostó por la sencillez de un diseño de corte clásico, con cuerpo bordado de flores blancas, escote en la espalda y una falda ligera de tul con microplisados a la altura de la cintura. Además, eligió un sencillo velo que prendía de su recogido y unos zapatos de la colección nupcial de Jimmy Choo, concretamente, el modelo 'Lancer'. El ramo, al igual que el resto de la decoración floral de la finca, lo realizó Naranjas de la China y estaba compuesto por peonias blancas. En el resto de arreglos florales también utilizaron rosas, hortensias, paniculata y delphiniums.

Para sus joyas y alianzas eligió, como ya se había anunciado hace unos meses, a Rabat. La firma catalana ha creado para ella unos exclusivos pendientes clásicos y atemporales, en oro blanco con diamantes centrales talla 'baguette' y orla de diamantes talla brillante. El novio, por su parte, eligió unos gemelos de oro blanco con madreperla para acompañar su impecable esmoquin. La pareja selló su amor con unas alianzas de la firma, grabadas con el nombre y la fecha. Para él, de oro blanco y para ella, de oro blanco con diamantes talla brillante.

Segundo vestido de novia

Como viene siendo habitual en las nuevas novias, cabía esperar un segundo look nupcial para la hora de la fiesta, y así fue. La 'influencer' viguesa quiso apostar por una imagen más fresca e igualmente sofisticada gracias a un vestido de estilo 'slip-dress' cuajado de pedrería y rematado en una escueta cola, perfecto para bailar toda la noche, abriendo el baile con la canción 'Fallen' de Lauren Wood, un tema que formaba parte de la banda sonora de la icónica película 'Pretty Woman'. De nuevo, era obra de Santos López, el creativo de Santos Costura y amigo íntimo de la novia. «Le conocí hace siete años y he estado enamorada de su trabajo desde entonces. En el momento que visité su atelier super que él diseñaría mi vestido de novia», explicaba hace unos meses Alexandra a través de Instagram, poco después de dar a conocer la feliz noticia.

En cuanto a su maquillaje, ha sido obra de Sonia Marina y se realizó con productos de Yves Saint Laurent. De este modo, consiguieron una base efecto 'glow', para lograr una piel iluminada y jugosa. Además, potenciaron su mirada con unas sombras en tonos cobrizos que puede servir tanto para el día como para la noche. Por último, apostaron por la sencillez de un labial 'nude' con acabado mate.

Decoración de las 'mil y una noches'

La 'wedding planner', Priscila Llorens, fue la encargada de mimar cada detalle de la celebración para que todo saliera perfecto, desde las mesas, el suelo con pétalos de flores, hasta los regalos de la celebración. Cada uno de los asistentes, entre los que se encontraban rostros conocidos como Laura Escanes, Pelayo Díaz, Paula Ordovás o Marta Carriedo, recibieron una pequeña bolsita con productos de Yves Saint Laurent y una original pulsera con un 'charm' en forma de avión firmada por Rabat. De la decoración de la boda se encargó Inés Batlló, de la empresa Options, que idearon desde el altar hasta los detalles de las mesas. Pero, sin duda, lo que más llamó la atención fue la iluminación. Casi al igual que hizo la 'influencer' Chiara Ferragni en su boda con Fedez, en la boda de la gallega se pusieron 150.000 microbombillas que daban un toque mágico al lugar de la celebración.

También cabe hacer mención especial al día de la preboda, celebrada en el exclusivo Hotel Santo Mauro del centro de la capital, donde la pareja se reunió con amigos y familiares. Alexandra, según comentaba en Instagram 'stories' estaba 'sorprendentemente tranquila' ante la llegada del gran día. En esta ocasión, eligió un minivestido con volantes de organza y mangas abullonadas. Tenía escote cuadrado y tejido geométrico. Además, lo completó con un desenfadado moño de bailarina y unos pendientes de oro rosa con topacio rosa talla gota, amatista rosa talla brillante y diamante talla brillante, también de Rabat.

Temas

Moda