De Vitoria a superar el paralelo 82 a bordo de un velero para denunciar el cambio climático