Detenido un conductor británico en Irún por circular a 211 kilómetros por hora por la AP-8

Una vez que un infractor abandona España es difícil cobrar la sanción/
Una vez que un infractor abandona España es difícil cobrar la sanción

El arrestado, que viajaba con su mujer y dos menores, se suma a una curiosa lista de cazados a esa misma velocidad y que encabeza el futbolista Michael Ballack

SERGIO EGUÍA

Los admiradores de la cábala o de las teorías de la conspiración verán posiblemente algo mágico en el número 211. Era la celda con la que Daniel Monzón arrasó en la taquilla hace unas temporadas, en 2009. Y también es la velocidad a la que parecen pararse los radares españoles cuando alguien circula muy pero que muy rápido. Este domingo, un conductor británico de 55 años era 'cazado' en Irún por de la Ertzaintza. Espectacular registro si tenemos en cuenta que iba por la AP-8, donde el límite es 120 y donde las condiciones del firme no es que recomienden alcanzarlo. Más si llevas a los niños. El detenido viajaba con su mujer y dos menores.

Para los que se preguntan qué coche llevaba, el Departamento vasco de Seguridad, comunicó que se trataba de un turismo Mercedes, del que no ha querido concretar el modelo, más allá de que era "potente". Se suponía. Para poder protagonizar un sprint el registrado este domingo a las 19.45 horas en el tramo entre Errenteria y Oiarzun no vale cualquier automóvil. De hecho, el alto se le dio en el peaje de Irún, casi ya el la frontera tras registrase el aviso de l radar fijo instalado en la autopista.

Otros dos casos similares

Un suceso parecido fue el que protagonizó el futbolista alemán Michael Ballack, en octubre de 2010, en una carretera de Cáceres. El deportista, ya retirado, fue interceptado cuando conducía su vehículo también a 211 km/h.

Dos meses más tarde, un hombre de 33 años era imputado por por la Guardia Civil en Madrid tras detectara que iba a 211 kilómetros por hora por la carreteras M-13, carretera de distribución de la zona del aeropuerto de Barajas. Conducía un Porsche 911 Carrera.

Fuera de nuestras fronteras, los casos que más trascendencia han tenido son los protagonizados por pilotos de F1. En 2007, Lewis Hamilton era detenido en Francia por conducir a 196 km/h. Perdió el carné de conducir durante un mes. Juan Pablo Montoya se quedó sin carné en Niza en 2003 (204 km/h); y Giancarlo Fisichella lo perdió en 2005 en Roma (148 km/h. en zona con límite en 60). El más osado puede que sea Ralph Schumacher, que vivió la misma situación en 2001 en Austria (170 km/h. en zona limitada a 100); y que según algunos medios explicó a los agentes que le dieron en alto que él era un profesional, que sabía perfectamente lo que hacía a esas velocidades y que no comprendía que le multaran.