Los buzos no volverán a buscar a los dos marineros desaparecidos en Asturias

Las labores de rastreo aéreas y desde diferentes embarcaciones se mantendrán varios días./
Las labores de rastreo aéreas y desde diferentes embarcaciones se mantendrán varios días.

Salvamento Marítimo descarta poner en riesgo a los submarinistas dada la peligrosidad que entraña rastrear dentro del barco hundido a 170 metros de profundidad

OLAYA SUÁREZgijón

Salvamento Marítimo no contempla la posibilidad de que los buzos se introduzcan en el pecio del "Mar Nosso", para comprobar si se encuentran allí los cuerpos de los dos marineros portugueses que aún permanecen desaparecidos tras el naufragio ocurrido el Jueves Santo a 20 millas de la costa de Navia. El pesquero se encuentra hundido a una profundidad de 170 metros y aunque los submarinistas podrían bajar sin aparente dificultad hasta allí, la maniobra de acceder al barco es altamente peligrosa.

A lo largo de la jornada de ayer continuó el rastreo desde el aire y desde la mar. Participaron los efectivos a bordo de las embarcaciones Salvamar Capella y Concepción Arenal con el apoyo aéreo del helicóptero Helimer 211 y de la aeronave de los servicios de Protección Civil del Principado. Se localizaron varios enseres y partes del barco que han salido a flote, pero sigue sin haber noticias sobre los marineros Francisco Silva Santos y Manuel Silva Carinha.

Tal y como se desprende de los testimonios de los siete supervivientes del naufragio, los dos desaparecidos podrían encontrarse dentro del "Mar Nosso" cuando se produjo el repentino vuelco. Al parecer, el accidente se registró cuando se disponían a subir las redes con la segunda carga de caballa de la jornada, la última antes de finalizar la campaña.

18 muertos en un mes

El rápido e inesperado hundimiento impidió que los tripulantes se pudiesen poner en contacto con la torre de control y que incluso se activasen las balizas de emergencia. Los marineros permanecieron en el agua -a unos 10 grados de temperatura- más de una hora, hasta que otro pesquero se percató de que se había perdido la señal y acudió en su búsqueda. Rescató con hipotermia a siete supervivientes que permanecían agarrados a tablas y dos cadáveres. El cuerpo del otro marinero fue localizado horas después por los servicios de emergencias. Los cadáveres de los tres portugueses fueron repatriados el sábado, seguidos de sus familiares, que viajaron el día antes en autobús desde Vila do Conde para realizar los trámites.

Mientras, la Asociación Española de titulados náutico pesqueros (Aetinape) requirió ayer una «profunda investigación» tras recordar que en un mes se han registrado tres naufragios con 18 víctimas en la costa noroeste. «Debería llevar a todos los estamentos implicados en la seguridad marítima a abrir nuevas vías de análisis sobre las causas de estos accidentes», aseguraron mediante un comunicado.