El Gobierno vasco ha destinado 1.875 millones de euros al euskera en treinta años

Alumnos en una clase de un colegio público de Gernika./
Alumnos en una clase de un colegio público de Gernika.

El 40% del dinero se gastó en introducir la lengua vasca en el sistema educativo, liberando profesores para euskaldunizarlos

EL CORREO

El Gobierno vasco ha invertido 1.875 millones de euros entre 1983 y 2012 en políticas dirigidas a promocionar el aprendizaje y uso del euskera, y avanzar de ese modo hacia una sociedad bilingüe, según los datos facilitados por el Departamento de Educación y Política Lingüística. El estudio, al que ha tenido acceso Vasco Press, revela que casi el 40% de ese dinero, que se elevaría a 2.100 millones si se contabilizaran los ejercicios de 2013 y 2014, se ha destinado a introducir el euskera en el sistema educativo, concretamente a costear la euskaldunización del profesorado, liberando docentes y contratando sustitutos.

El segundo capítulo de gasto, el 38%, corresponde al Instituto para la Euskaldunización y Alfabetización de Adultos (HABE) y sus programas para financiar los euskaltegis. Una parte de los fondos de HABE se dedica desde 2004 a conceder ayudas para matrículas. El resto del presupuesto autonómico para el euskera se reparte entre las iniciativas para implantarlo en la Administración, la política lingüística y los gastos de los departamentos.

Recortes desde 2008

El origen del estudio del Departamento de Educación es una petición del Parlamento vasco realizada hace diez meses a la consejera Cristina Uriarte. Un grupo de técnicos recopiló toda la información desde los años ochenta, salvando las dificultades inherentes a los cambios de estructura presupuestaria y el tiempo transcurrido. La memoria, que no toma en cuenta la inflación y fue remitida a principios de esta semana a la Cámara de Vitoria, concluye que de cada cien euros del presupuesto general del Gobierno vasco, 1,24 fueron para el euskera.

Si en 1983 se destinaron 3,1 millones, la mayoría a los euskaltegis públicos y privados, esa cantidad se multiplicó por diez dos lustros después, hasta alcanzar 34,6 millones de euros en 1993. La tendencia continuó en años posteriores hasta el récord de 115 millones en 2008, en el que fue el penúltimo presupuesto del Gobierno de Ibarretxe.

Después llegaron los ajustes. Los recursos para el euskera tocaron fondo en 2012 con 93 millones. El Gobierno vasco está volviendo a aumentar el gasto este ejercicio hasta 111,8 millones, incluidos los planes para promocionar el uso del euskera en la Administración. Su propósito es destinar como mínimo esta cantidad en 2015 y 2016.