El PP denuncia ayudas a "chiringuitos" de euskera pese a los "recortes" en Educación

El portavoz popular de Educación, Iñaki Oyarzábal./
El portavoz popular de Educación, Iñaki Oyarzábal.

Oyarzábal censura el plan de la lengua vasca por destinar 335 millones en tres años

EL CORREOvitoria

El PP reclamó ayer al Gobierno vasco que retire la Agenda Estratégica del Euskera 2013-2016 -un plan que contempla una inversión total de 335 millones de euros- porque con ella tan sólo se pretende "camuflar políticas clientelares" y mantener "chiringuitos que viven de la lengua vasca, entre ellos AEK". El portavoz popular de Educación, Iñaki Oyarzábal, dijo que todo esto se produce mientras el Ejecutivo vasco impulsa "recortes" en educación y sanidad, aunque si se analizan al detalle los presupuestos, se ve que el Gabinete de Urkullu ha impulsado precisamente estos dos departamentos: Osakidetza cuenta este ejercicio con 2.538 millones de euros, 150 más que el año pasado, y el área de Educación con 2.765, 100 millones más.

Con independencia de las acusaciones de Oyarzábal, el grupo popular ha presentado una proposición no de ley registrada en el Parlamento vasco en la que pide la suspensión del plan de euskera al considerar que "no es razonable" destinar "118 millones de euros anuales" a políticas de promoción de la lengua vasca en un contexto general de "recortes en educación, sanidad y de una situación de crisis económica". "Se dice que no hay dinero para colegios, libros de texto o para reducir las cuotas de las escuelas infantiles", afirmó Oyarzábal, quien criticó el proyecto de euskera al entender que se ha creado con el fin de "camuflar políticas clientelares del nacionalismo" y para mantener "chiringuitos que viven del euskera", entre los que citó a AEK. el responsable del PP incidió en esta idea para censurar que "hay empresas, organismos y asociaciones privadas que viven exclusivamente" de las ayudas públicas.

El parlamentario del PP aseguró que, además de todo ello, la planificación del Gobierno vasco para promocionar la lengua vasca "ha fracasado". En opinión de Oyarzábal, es necesario modificar las políticas de "imposición" del Ejecutivo jeltzale y denunció que el PNV y EH Bildu tratan de "patrimonializar" el euskera.