El Defensor del Pueblo de Navarra rechaza impulsar lenguas extranjeras y «olvidar» el euskera

«No es un planteamiento político», aseguró Enériz, quien recordó que «también lo ha dicho» el Tribunal Superior de Justicia de Navarra

E. C.

El Defensor del Pueblo de Navarra, Javier Enériz, sostuvo ayer que las administraciones de la comunidad foral no pueden promocionar con carácter general una lengua extranjera y al mismo tiempo «olvidar» una propia como el euskera. Enériz compareció en el Parlamento para informar sobre una recomendación dirigida por su institución al Gobierno navarro tras la queja de un ciudadano por la valoración que se dio al inglés en unas convocatorias de puestos de trabajo de técnico y gestor de Hacienda, en las que no se valoró la lengua vasca. Al respecto, recordó que la Constitución establece que «las diversas modalidades lingüísticas que tiene España, entre ellas el euskera, deben ser objeto de un especial respeto y protección» y por lo tanto, «cuando aparezca como oficial en un territorio, si va a ser valorada tiene que serlo cuando lo sea con otra lengua».

«No es un planteamiento político», aseguró Enériz, quien recordó que «también lo ha dicho» el Tribunal Superior de Justicia de Navarra. El Defensor del Pueblo navarro insistió en que si bien en algunos puestos, como por ejemplo en turismo, se puede «exigir» el conocimiento del inglés, «con carácter general no se puede promocionar» una lengua extranjera y «olvidarse» de la que supone una riqueza, un patrimonio cultural, y está constitucionalmente protegida.