El primer americano tiene 13.000 años

Los buzos muestran el cráneo del esqueleto americano más antiguo. /
Los buzos muestran el cráneo del esqueleto americano más antiguo.

Unos investigadores han descubierto el esqueleto completo más antiguo de América en unas cuevas submarinas del sur de México

EDURNE MARTÍNEZMadrid

El origen sobre los primeros americanos es una cuestión que siempre ha sido muy discutida. Ahora, tras el descubrimiento de un esqueleto en una cueva de México el asunto vuelve a estar de actualidad. El hallazgo, hecho público en la revista científica Science, proporciona nuevos datos sobre este debate que lleva décadas en boca de arqueólogos y antropólogos.

Los investigadores -con el profesor de antropología de la Universidad de Washington James Chatters a la cabeza- descubrieron un esqueleto humano casi completo perteneciente al Pleistoceno Tardío (o Taratiense) escondido en la profundidad de una cámara sumergida en uno de los rincones de la cueva subacuática más larga del mundo, Sac Actun, en la península del Yucatán (México).

El lugar donde se descubrieron los restos se denomina Hoyo Negro y es un espacio de unos 28 metros de longitud a 30 metros bajo el agua, por lo que solo un equipo de buzos con mucha experiencia puede llegar hasta allí. Así lo explicó Chatters, quien aseguró que "los buzos son los astronautas de este proyecto" y que ellos, los científicos, "solo controlaron la misión".

En sus orígenes, Hoyo Negro no era accesible, y muchas personas y animales cayeron y fueron atrapados. Después, hace unos 10.000 años según los investigadores, varios glaciares cercanos se derritieron y estas cuevas se llenaron de agua. Por ello, además de este esqueleto casi completo, los científicos descubrieron restos de ocho esqueletos humanos más en las profundidades de la cueva y de 26 mamíferos.

La colonización de América

Los restos hallados corresponden a una mujer de unos 15 o 16 años, según los investigadores. Al esqueleto prácticamente intacto se le realizaron las pruebas de datación correspondientes y se concluyó que estos restos tienen al menos 13.000 años. Las diferencias en la forma craneal de esta mujer primitiva americana con los amerindios modernos están explicadas por los cambios evolutivos que ocurrieron después de la separación de los pobladores del puente de Beringia con sus ancestros siberianos, según los autores del estudio.

Así, el trabajo sugiere que América no fue colonizada por los emigrantes de diferentes zonas de Eurasia sino por la expansión de los pobladores de Beringia, el puente de tierra que abarca Siberia, Alaska y el mar de Bering, donde actualmente se encuentra el estrecho de Bering. Esto supone que la hipótesis de que los paleoamericanos y los nativos americanos se derivan de una sola fuente poblacional, podría quedar demostrada.

Chatters explicó que este hallazgo es "emocionante" ya que por un lado se ha descubierto la cueva, por otro los esqueletos de varios animales "increíblemente bien conservados", y además un esqueleto humano casi completo. "A pesar de todos estos hallazgos, para mí lo más impactante es que finalmente tenemos una respuesta a una pregunta que lleva 20 años en el aire: ¿Quiénes fueron los primeros americanos?", señaló el autor.