El Correo

La huelga de examinadores del carné de conducir retrasa cientos de pruebas

vídeo

Los examinadores comenzaron sus paros parciales el 16 de septiembre y han protagonizado protestas y concentraciones. / I. M.
  • Los trabajadores de Tráfico realizan hoy una huelga de jornada completa después de más de un mes de paros diarios parciales

El conflicto laboral de los examinadores de Tráfico está acabando ya con la paciencia de los alumnos afectados de las autoescuelas, que ven cómo las pruebas de circulación programadas se suspenden y retrasan día a día. En el País Vasco, se quedan sin hacer cada jornada medio centenar de exámenes de carretera por los paros parciales que estos trabajadores llevan a cabo desde el pasado 14 de septiembre. Las protestas suben hoy de tono con una huelga total, de ocho de la mañana a tres de la tarde, y a partir de mañana volverán a ser de 12 a 3 como en el último mes.

El examen de ‘carretera’ en el País Vasco acumula cuatro días de retraso, según datos de las autoescuelas. Estos centros se ven obligados desde hace un mes a anular citas de sus alumnos para hacer la prueba práctica, en una época elegida por muchos jóvenes estudiantes que acaban de empezar el curso y aún tienen tiempo de prepararse para el carné de conducir. La indignación entre las personas inscritas en las autoescuelas es palpable. Las modificaciones de fechas les supone un trastorno ya que para muchos supone tener que pedir un día de permiso en el trabajo o perder clase. «He tenido que cambiar ya dos veces las prácticas en el laboratorio de la Universidad para ir al examen y luego no lo he tenido», explica un joven universitario de Getxo. «Estoy gastando más dinero porque sigo dando clases para no perder práctica mientras espero a que me den la fecha de examen», se quejaba la alumna de una autoescuela de Barakaldo.

Los examinadores solicitan mejoras salariales y que se les reduzca su carga de trabajo, ya que la no reposición de las jubilaciones ha reducido las plantillas. También quieren que Tráfico les permita no comunicar los resultados de los exámenes de forma directa al alumno para evitar agresiones e insultos. Tráfico ha aceptado esta última reclamación. Ha propuesto a los examinadores que una vez acabada la prueba expliquen al aspirante lo que ha hecho bien y mal -deben cumplir esa exigencia por normativa europea-, pero que la nota se publique en la página de la DGT con el fin de que el examinado pueda entrar y ver el resultado en un plazo máximo de 48 horas. Otra posibilidad que se les ofrece es comunicar la nota en un «entorno seguro» en el propio centro de exámenes.

Salarios

Tráfico también ha aceptado «adoptar medidas organizativas» para que cada trabajador baje de los 12 o 13 exámenes al día que hacen en la actualidad e «impulsar el incremento retributivo solicitado por los sindicatos». Los representantes de los trabajadores consideran que la Administración no ha recogido todas sus reivindicaciones. Exigen que la subida de sueldos, que debe ser autorizada por Hacienda, la asuma la DGT con sus presupuestos hasta que el Ministerio resuelva la petición.

El seguimiento de la huelga, convocada por los sindicatos CSIF y USO, está siendo muy alto en la mayor parte de España -se han aplazado 50.000 exámenes-, principalmente en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia. Bizkaia, que tiene más de la mitad de los examinadores que hay en Euskadi, es el territorio más afectado por los paros con más de un 80% de seguimiento.