Los timadores se pasan al teléfono móvil

Con esta falsa aplicación de WhatsApp, un cibertimador se embolsó 40.000 euros en dos meses. /
Con esta falsa aplicación de WhatsApp, un cibertimador se embolsó 40.000 euros en dos meses.

Las estafas a través de los 'smartphones' y de algunas aplicaciones se han disparado en los últimos meses. ¿Cuáles son los principales engaños? ¿Cómo actuar ante ellos?

SERGIO CARRACEDO

Los problemas de seguridad, estafas y ataques a través del teléfono móvil se han disparado en los últimos meses. En el amplio océano de dispositivos móviles, la aplicación más extendida, y también la más tentadora para los cacos, es la popular WhatsApp, que se ha convertido en el principal objetivo de los ciberdelincuentes. La descarga de otras APPs también lleva aparejada la apertura del terminal a los timadores para que actúen a sus anchas y puedan robar desde la distancia. Pero no sólo las nuevas funcionalidades son la puerta de entrada de los ladrones a nuestra factura: una llamada perdida o el 'viejo' SMS no han dejado de ser una herramienta más con la que los saqueadores engañan a los más incautos.

Estos son algunos de los timos más extendidos que tienen como nexo común el uso del teléfono móvil.

1. ¿Te llegan mis mensajes?

"Te estoy escribiendo por el whasap. Dime si te llegan mis mensajes Me agregaste el otro día?". ¿Has recibido este SMS? ¡No contestes! La organización de consumidores Facua ha alertado de este nueva estafa a través de mensajes de textos.

El fraude consiste en que el usuario recibe en su teléfono un SMS procedente del número 25658 o 25568. Ningún conocido ni amigo te va a enviar un mensaje de texto desde este tipo de números.

Si ya lo has hecho y has caído en la trampa, lo más probable es que te hayas suscrito, sin saberlo, a un servicio de mensajería 'premium', que se traducirá en un notable sobrecoste en tu factura. Lo aconsejable en estos casos es ponerse en contacto con el operador de telefonía móvil para que anule la suscripción a ese servicio de mensajes. Además, para que no vuelva a suceder, es posible aplicar una restricción a los SMS 'premium' en la línea de móvil, de modo que no pueda usarse ni facturarse.

Esta estafa tiene diferentes variantes. Una habitual es recibir un SMS o un mensaje de WhatsApp para avisar a la persona de que le tienen que entregar un paquete y no se le localiza, o de que le ha tocado un smartphone y tiene que llamar a un número para concertar la entrega. Todo es falso, claro. No advertirlo costará un buen puñado de euros.

Otra variación muy común de este timo es recibir el siguiente mensaje: Acabo de divorciarme y estoy destrozada. ¿Quedamos para hablar?. Muchas personas, aunque no reconozcan el número, responden y caen en el engaño.

2. El timo de la llamada perdida

Otro de los timos más recientes es el de la llamada perdida. Según alerta la Guardia Civil, en el móvil de la víctima aparece una llamada perdida de un número desconocido; en muchas ocasiones, procedente de un número fijo de Madrid -el 911140680-.

Ante la posibilidad de que sea una llamada importante muchos devuelven la llamada, pero no responde ninguna persona. Un contestador automático se activa e invita a escuchar un mensaje que le ha sido dejado, para lo cual debe enviar un sms con la palabra buzón al 25655 o al 25413. Al enviar el mensaje, el receptor, una empresa fantasma, le cobra unos 40 céntimos, una pequeña cantidad multiplicada por muchos timos que le reporta grandes beneficios.

Además, el mensaje enviado supuestamente da de alta de forma automática a la víctima, quien a partir de entonces recibiría nuevos mensajes de llamadas perdidas. En caso de que la víctima siga cayendo en la misma trampa la factura telefónica ascenderá de forma notable, por lo que lo recomendable es proceder a la ardua tarea de darse de baja en dicho servicio o anularlo a través del operador de telefonía.

3. El teléfono de la cita previa con Hacienda.

Es tiempo de realizar la declaración del IRPF y muchos contribuyentes usan los buscadores de internet para buscar el número de teléfono de la cita previa. La OCU alerta de que algunas búsquedas patrocinadas en Google arrojan unos resultados que a la larga resultan caros.

La Agencia Tributaria avisa de la existencia de teléfonos de pago que actúan de intermediarios y que simplemente ofrecen acceso al teléfono de cita previa habilitado por Hacienda. Al ser búsquedas patrocinadas aparecen en las primeras posiciones y ofrecen números de teléfono tipo 118XX, cuyas tarifas son muy elevadas, y pueden llegar a los 4 euros por minuto

Las webs de las diputaciones de Álava y Bizkaia lo ponen bien claro. La cita previa para la declaración de la renta en Álava es el 901 504 030 y el de Bizkaia, el 901 503 000. También puedes concertar tu cita, gratis, a través de Internet

Además, avisa la OCU, lo mismo puede suceder con otras búsquedas, por lo que recomienda informarse directamente en la página web de la compañía o empresa a la que quiera llamar

4. La inexistente aplicación para espiar el WhatsApp

El pasado año, la Policía Nacional detuvo a un joven de 23 años que se embolsó en solo dos meses 40.000 euros a través de una inexistente aplicación. Espiar las conversaciones de WhatsApp de otras personas se convirtió en una tentación imposible de resistir para miles de usuarios que picaron en uno de los últimos timos de internet.

Con una "ilegal capacidad emprendedora", el cerebro de la estafa, ideó desde su casa en Murcia un timo bastante simple pero "muy eficaz", según explicó José Rodríguez, inspector jefe del Grupo Seguridad Lógica de la Brigada de Investigaciones Tecnológicas (BIT) de la Policía Nacional.

El gancho era perfecto; la aplicación de mensajería instantánea para móviles más popular y un no menos atractivo reclamo, interceptar conversaciones de otros gracias a otra supuesta aplicación, eran los ingredientes principales para hacer que la fórmula del engaño le diera al detenido buenos resultados.

5.-Falsas aplicaciones que salen caras

El programa espía, la cámara de visión nocturna o la que promete que verás desnudo a quien enfoques con la cámara son algunas denunciadas que roban la base de datos de los contactos o que te abona a una cuenta de mensajes premium -de tarifa especial-, en la que cobran por cada SMS que recibes.

Aunque, la más peligrosa quizá sea la que simula ser la oficial del banco. Cuando el usuario del 'smartphone' cree acceder a su cuenta bancaria lo que realmente está haciendo es facilitar sus datos de acceso y sus claves bancarias a los ciberdelincuentes, que las aprovecharán para intentar vaciar la cuenta.