El Correo

Urkullu rechaza por primera vez recibir en mano el informe anual de Etxerat

El lehendakari Urkullu, en la basílica de Loyola.
El lehendakari Urkullu, en la basílica de Loyola. / MIKEL FRAILE
  • El lehendakari ha enviado a una secretaria para recoger el documento de los familiares de presos de ETA

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha variado este lunes una costumbre que se repite cada año en Azpeitia, en los actos de celebración del día de San Ignacio: en esta ocasión, ha declinado recibir en mano el informe anual que elabora la plataforma Etxerat sobre la situación de los presos de ETA.

En una tradición que se viene repitiendo durante décadas, un representante de Etxerat se acerca al lehendakari durante la procesión hacia la basílica de Loyola y le entrega dicho informe. Los tres últimos años, Urkullu recibió el informe e incluso departió unos minutos con los familiares de los presos, pero esta vez ha optado por enviar previamente a una secretaria de Lehendakaritza para recoger el informe en su nombre.

Fuentes de Lehendakaritza han quitado importancia a este cambio en el procedimiento habitual de recogida del informe y han asegurado que Urkullu lo recibirá igualmente. Desde Etxerat, mientras, han denunciado este precedente y han lamentado que «muestra la actitud que el Gobierno Vasco y el PNV piensan mantener respecto a las consecuencias del conflicto».

La jornada festiva en Azpeitia se ha iniciado con una recepción al lehendakari en el Ayuntamiento. Tras ella, las autoridades han realizado la tradicional procesión civil hasta el santuario de Loyola, donde el vicario general de la Diócesis de Gipuzkoa, Juan Mari Olaetxea, ha oficiado la misa mayor.

El obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, no ha podido llegar a tiempo para oficiar la misa por la suspensión, anoche, del vuelo que debía traerle desde Cracovia.