Margallo: «Parece probado que el militar español murió por fuego israelí»

El ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo./
El ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo.

El Consejo de Seguridad condena el incidente y señala que ocurrió "en el contexto de un intercambio de fuego"

AGENCIAS nueva york

El ministro español de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha afirmado hoy que "parece probado" que Francisco Javier Soria, militar español de la misión de la ONU fallecido ayer en el sur del Líbano, fue alcanzado por fuego disparado por Israel.

MÁS INFORMACIÓN

"Parece probado, salvo demostración en contrario, que el fuego era israelí, que las treinta granadas cayeron en la zona azul, de demarcación", donde se encuentran los cascos azules desplegados por la ONU, declaró García-Margallo a su llegada a un consejo extraordinario de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE). Ha destacado igualmente que el militar fallecido "estaba en un puesto fijo ahí".

El ministro español, preguntado por el origen del bombardeo que alcanzó al militar, ha dicho que esa fue la información proporcionada por "el secretario general adjunto de Operaciones de Mantenimiento de la Paz" de la ONU. También ha recordado que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebró una reunión en la que abordó este suceso. "A partir de ahí, hay que esperar a ver cómo avanza la investigación", ha recalcado García-Margallo.

En ese contexto, "el ministro de Exteriores israelí me garantizó la máxima colaboración de su Gobierno en esta investigación para extraer las conclusiones que sean oportunas", ha asegurado.

Condena de la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU, en una reunión de urgencia, condenó ayer la muerte del casco azul español en el sur del Líbano sin mencionar a responsables de los hechos, aunque anunció una investigación para aclarar si fue por fuego israelí o de la milicia libanesa Hizbulá.

La máxima instancia de la ONU se pronunció al respecto después de recibir un informe del jefe del Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU, el guatemalteco Edmond Mulet.

La muerte del militar español encuadrado en la Fuerza Interina de la ONU en el Líbano (FINUL) se produjo en medio de un enfrentamiento armado entre Israel y el grupo chií libanés Hizbulá. Entre las misiones de la FINUL está vigilar la llamada "línea azul", delineada por la ONU para certificar la retirada israelí del sur del Líbano en el año 2000.