El conservador Marchena presidirá la Sala Penal del Supremo

Gallardón y Marchena en una imagen tomada en 2013. /
Gallardón y Marchena en una imagen tomada en 2013.

El Consejo General del Poder Judicial elige por mayoría al magistrado que instruyó una causa contra Garzón

MATEO BALÍNMadrid

El Consejo General del Poder Judicial ha elegido hoy por amplia mayoría al magistrado Manuel Marchena como nuevo presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo. Doce vocales del órgano de gobierno de los jueces respaldaron a Marchena, siete a su principal oponente, el magistrado Cándido Conde-Pumpido, exfiscal general del Estado, y solo uno a Miguel Colmenero.

Fiscal de carrera y de perfil conservador, Marchena llega así a uno de los puestos de mayor relevancia en el alto tribunal, ya que será el encargado de presidir la sala de admisión de las causas contra los aforados.

MÁS NOTICIAS

Nacido en Las Palmas de Gran Canaria en 1958, se licenció en Derecho por la Universidad de Deusto (Bilbao) en 1981, con matrícula de honor, y cuatro años después entró en la Carrera Fiscal por oposición. En 2003 se convirtió en el fiscal de sala más joven en la historia del Ministerio Público, un año después entró en la Fiscalía del Supremo y en 2007 fue nombrado magistrado de la Sala Segunda (de lo penal) del Tribunal Supremo.

Marchena era el favorito en todas las quinielas para sustituir al moderado Juan Saavedra. Y los doce votos obtenidos de los 20 vocales así lo corroboran. El respaldo procede de los diez consejeros conservadores más uno nacionalista. Mientras que Conde-Pumpido recibió el aval únicamente de los siete vocales progresistas.

'Caso de los ERE fraudulentos'

La primera decisión que tome Marchena como presidente de la Sala de lo Penal será la admisión o no del caso de los ERE fraudulentos, después de que la jueza de instrucción de Sevilla, Mercedes Alaya, remitiera en agosto una exposición razonada contra los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán y otros siete exconsejeros de la Junta.

Asimismo, Marchena fue el instructor de la 'causa de los cursos de Nueva York' contra el juez Baltasar Garzón. Este proceso fue archivado tras no hallar indicios de delito en el pago de dichos cursos y después de que Garzón fuera condenado e inhabilitado por las escuchas del 'caso Gürtel'.