El Rey muestra al Apóstol su «profundo dolor» por la tragedia de Angrois

Los Reyes, con Feijóo y Pastor./
Los Reyes, con Feijóo y Pastor.

Felipe VI y doña Letizia presiden la festividad de Santiago en su primera visita oficial a Galicia tras la proclamación

AGENCIASsantiago

El rey Felipe VI ha cumplido con la tradición de la ofrenda nacional al Apóstol Santiago, el patrón de España, ante el que ha recordado con "un sentimiento de profundo dolor" a las víctimas de la tragedia de Angrois y a los españoles en situaciones difíciles a causa del paro.

En su primer viaje a Galicia como Monarca, justo cuando se celebra el Día de esta Comunidad, Felipe VI, embajador de honor del Camino de Santiago, ha señalado que hace doce meses un accidente de tren en el barrio compostelano de Angrois "llenó de luto" a muchas familias, "conmovió a toda España" y "ensombreció" la festividad del 25 de julio.

"La Reina y yo lo tenemos muy presente y queremos que, en este aniversario, nuestra presencia aquí sea también testimonio de homenaje y respeto a los fallecidos, de solidaridad con sus familias y de recuerdo a todos los afectados" por un siniestro que se vivió con toda su crudeza y descarriló el ánimo de un país. Esta tierra gallega, ha resaltado Felipe VI, concentró en aquellos días el "dolor de toda España" y dio una extraordinaria muestra de solidaridad, de civismo, de nobleza, algo que "nos llenó de orgullo a todos los españoles".

El Rey, acompañado por la Reina Letizia, ha dado por ello las gracias "de todo corazón" y ha manifestado que un año después de aquella negra jornada otro trágico episodio segó la vida de 116 personas, "entre ellas seis compatriotas nuestros" que perdieron la vida en el siniestro del vuelo de la compañía Swiftair, operado por Air Algérie, que iba de Uagadugú a Argel.

El Monarca, en un discurso que ha culminado en gallego, se ha referido también a la crisis económica que ha golpeado "severamente a muchísimos españoles que han sufrido o están viviendo situaciones difíciles a causa del paro" y la falta de oportunidades laborales. "Revertir esta situación ha sido, está siendo y será la prioridad del Estado y de toda la sociedad española", ha enfatizado.

Tímidos aplausos

En torno a medio millar de personas han recibido entre tímidos aplausos a los Reyes. En la Plaza del Obradoiro, organizados en dos zonas acordonadas a ambos laterales de la fachada de la Catedral, gente de todas las edades y peregrinos, muchos extranjeros, que han querido hacer coincidir su llegada a Santiago con el Día del Apóstol, han podido ver en persona a los Reyes de España.

Así, los actos de la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago comenzaron con la llegada de los Reyes a la Plaza del Obradoiro, donde fueron recibidos por un tímido aplauso. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y la ministra de Fomento, Ana Pastor, en representación del Gobierno central, los recibieron en la puerta principal del Hostal de los Reyes Católicos.

Las autoridades han tomado posición en la plaza compostelana, mientras que las tropas y la banda de música formó filas y entonó el Himno de España para recibir a los Reyes, que llegaron a las 10.15 horas. A continuación, Felipe VI ha pasado revista a las tropas, integradas por miembros de la Brigada Ligera Aerotrasportable (Brilat), que tiene su base en Figueirido, en Pontevedra.

Tras pasar revista a las tropas, los monarcas saludaron a la comitiva civil, formada por los gobiernos autonómico y local, y posteriormente, la comitiva civil y la eclesiástica entró en procesión en la Catedral para asistir a la eucaristía, en la que el Rey realizó la Ofrenda Nacional al Apóstol.