Dimite la portavoz del PPdeG, investigada en la 'operación Pokemon'

Paula Prado/
Paula Prado

Paula Prado no se ve "en disposición" de trasladar a la sociedad los mensajes de la organización que lidera Feijóo

EFESANTIAGO DE COMPOSTELA

La diputada del PP Paula Prado ha anunciado que deja la portavocía del partido en Galicia, cargo al que accedió en enero de 2013, por "no estar en disposición" de trasladar a la sociedad los mensajes de la organización que lidera Alberto Núñez Feijóo.

"Creo que no ayudo al PP todo lo que quisiera y considero que la portavocía debe recaer en otra persona que pueda ejercer y trasladar con más facilidad las propuestas del partido", ha señalado.

Prado ha hecho este anuncio en la primera conferencia de prensa que convoca desde el pasado mes de febrero, cuando se publicaron conversaciones suyas del sumario de la 'operación Pokemon'. El mes pasado, en otra revelación del sumario de esa operación se supo que la jueza Pilar de Lara abrió una pieza separada sobre Prado tras un informe de Vigilancia Aduanera por posibles actividades irregulares. Además, la jueza preguntó a la Fiscalía si procedía elevar el caso al Tribunal Superior de Justicia de Galicia, dada la condición de aforada de Prado, una petición que el ministerio público vio coherente aunque de momento no se ha producido.

Niega haber cometido ningún delito

Paula Prado ha dicho, y fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia han confirmado, que su situación procesal respecto al 'caso Pokemon' no ha cambiado, es decir, que de momento ha comparecido como testigo. Esta circunstancia, ha dicho, le ha impedido pronunciarse con exactitud para rebatir afirmaciones y extractos de conversaciones "fuera de contexto" incluidas en un caso bajo secreto sumarial.

"No han sido meses fáciles porque no es fácil conocer extractos de tu vida privada por teletipos de lo que ha pasado en determinadas operaciones judiciales y menos autos (de la jueza) de diciembre que aparecen en campaña electoral seis meses después", ha señalado.

Ha considerado que se trata de un momento oportuno para dejar la portavocía del partido, ya que en el partido hay "cambios en otros niveles" y su relevo permitirá "abordar con equipos nuevos la recta final para las próximas elecciones municipales".

En su comparecencia ante los periodistas ha dicho que en los últimos tiempos en las conferencias de prensa que ofrecía como portavoz importaba más su situación personal que los mensajes que el partido quería transmitir a la sociedad. Ha insistido en que no iba a hacer comentarios sobre el sumario, que sigue bajo secreto, aunque ha señalado que "jamás" participó en el contrato que Vigilancia Aduanera considera irregular, que nunca infló una factura y que no manipuló ningún expediente en ningún puesto en los que tuvo responsabilidad. También ha rechazado que intercediese por las empresas de su marido y ha asegurado que "nunca" hizo nada "alejado de la legalidad". Por este motivo ha señalado que no espera ser imputada por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia, ya que considera que no hizo "ninguna cuestión que suponga una ilegalidad".

Ha desligado su labor como portavoz del partido, puesto que abandona, con su trabajo como diputada, como "legisladora", una función que no va a abandonar y a la que se dedicará al "100%" en las áreas que lleva. "En el Parlamento seguiré trabajando por mi partido y por el proyecto del PP, que vale la pena" y por el que ha dicho que "siempre" dio la cara y que lo seguirá haciendo.

También ha señalado que no tiene constancia de quien la sustituirá en la portavocía del PP, aunque "lo hará muy bien" y tendrá todo su apoyo. Ha manifestado que puso su cargo a disposición del partido en varias ocasiones, y que en todas ellas recibió el apoyo, que agradeció, tanto del presidente, Alberto Núñez Feijóo, como del secretario general, Alfonso Rueda.

Preguntada por los periodistas, ha trasladado su respeto y solidaridad a sus excompañeros en la corporación municipal de Santiago y ha deseado al alcalde el "mejor de los éxitos" en la labor de diseño del futuro gobierno. En cualquier caso se ha mostrado convencida de que garantizará la gobernabilidad del municipio "como hasta ahora", algo que no ocurre en otras ciudades, entre las que ha citado Orense. En cualquier caso ha descartado regresar al ayuntamiento en lo que resta de legislatura, ya que agotará su responsabilidad en el Parlamento.