Inaugurada la nueva plaza de toros de Vitoria con la ausencia de los ediles del PNV, EB y EA

Critican las prisas para la apertura del nuevo coso, que tendrá lugar mañana, mientras que el derribo del antiguo comenzará el día 15

EFE VITORIA

La nueva plaza de toros y futuro espacio multiusos, que acogerá desde mañana la Feria de La Blanca, cuenta con 7.200 localidades. 'El Fandi', Sebastián Castella y Salvador Cortés serán los espadas que hagan mañana el primer paseíllo de su historia.

Es un edificio con una estructura de 23 metros de altura con fachada recubierta de aluminio y amplios espacios de vidrio transparente. Cuenta con un ruedo de 45 metros de diámetro, cinco corrales, diez chiqueros, una báscula electrónica para pesar a los toros , un desolladero con cámara frigorífica para almacenar hasta cinco corridas, quirófano, sala de curas y reanimación, además de capilla.

En su discurso de inauguración, el alcalde destacó que se ha podido terminar a tiempo para ser utilizada en estas fiestas, y agradeció "el gran esfuerzo realizado por parte del Ayuntamiento, de la empresa adjudicataria y de todos los trabajadores, que ha merecido la pena dado el magnífico resultado".

Multiusos

No obstante, la plaza no está todavía terminada. El alcalde ha explicado que "las obras de este edificio multiusos estarán finalizadas para primavera del año que viene, fecha en la que el equipamiento dispondrá de una capota que permita acoger espectáculos y actividades durante todo el año".

En relación con la gestión del nuevo espacio multiusos, ha explicado que "para otoño espero llegar a una conclusión de cómo afrontar la gestión del nuevo equipamiento, que ya no será de la manera tradicional que se venía haciendo, puesto que ya no es sólo una plaza de toros ". Durante el acto de inauguración, el párroco que bendijo el coso ha pedido al Ayuntamiento que dedicara parte de los beneficios que genere la nueva plaza a ayudas sociales.

El alcalde de Vitoria recibió el respaldo del secretario general del PP, Iñaki Oyarzábal, que aplaudió la gestión de Alonso y calificó de éxito la inauguración de la plaza de toros en la fecha prevista.

Viejo coso

Con la plaza que se estrenará mañana sábado, se abandona el viejo coso construido hace 126 años, que sucedió a su vez a otra plaza y aún más atrás en el tiempo, a las corridas que se celebraron a partir de 1789 en la que hoy es la plaza de España. En 1781, el arquitecto vitoriano Justo Antonio de Olaguíbel recibió el encargo de construir lo que hoy es la plaza de España, un edificio cuadrangular, con una plaza en el centro para diversos usos, como mercados, fiestas y toros .

Aunque hasta 1791 no se instaló el Ayuntamiento, la plaza ya estaba construida, y los primeros festejos taurinos se celebraron en la misma en 1789 para celebrar la proclamación del Rey Carlos IV. Allí los vitorianos vieron las corridas, hasta que en 1852 se inauguró una plaza dedicada sólo a los toros , en los mismos terrenos que las que existen hoy.

No duró ni treinta años: en el mismo sitio, se levantó en 1880 la plaza que ha servido hasta este año. Podía albergar nada menos que a once mil espectadores, cuando entonces Vitoria tenía 27.000 habitantes, y fue obra del arquitecto vitoriano Pantaleón Iradier. La plaza fue restaurada en 1941, cuando se ensancharon los pasillos y las cuadras y se sustituyó gran parte de la madera por hormigón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos