Scola cree que si el partido va igualado el equipo griego podría acusar la presión

El jugador baskonista hizo hincapié en las grandes dificultades con que se van a encontrar en Atenas, por la valía y calidad del Panathinaikos

EFE VITORIA

Según el pívot del TAU, Luis Scola, para ganar el definitivo partido de cuartos de final de la Euroliga de mañana contra el Panathinaikos, la clave radicará en jugar "un partido serio y sólido", y agregó que si el partido va igualado los griegos podrían acusar la presión.

"Mañana tendremos que tratar de estar metidos constantemente en el encuentro y, si conseguimos estar con opciones reales de juego dentro de un partido muy cerrado, ellos pueden llegar a acusar la presión de jugar en casa y que la misma actúe en su contra", dijo el baloncestista.

El jugador del equipo alavés no quiso hablar mucho del arbitraje que se podrá ver este miércoles en el Pabellón OAKA, ya que, en su opinión, hay que creer "en la buena fe" de la terna que pitará el choque. "Los colegiados se equivocarán, evidentemente, a lo largo del encuentro, como nos equivocamos cada día los jugadores de ambos equipos, ya que ello es parte del juego y así hay que aceptarlo", remarcó Scola.

Por último, el jugador del equipo vitoriano hizo hincapié en las grandes dificultades con que se van a encontrar en el recinto deportivo ateniense, por la valía y calidad del combinado que dirige el preparador Zeljko Obradovic. "Pero, van a seguir jugando cinco contra cinco sobre la pista y, aunque ellos cuenten con un 'equipazo', no son invencibles. Por lo tanto, preveo que será un partido durísimo, pero en el que podrán pasar muchas cosas a lo largo de los cuarenta minutos", concluyó Scola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos