El TAU jugará mañana el primer encuentro de cuartos de final frente el Panathinaikos

Prigioni espera un ambiente muy difícil en el Oaka de Atenas por lo que apela a la importancia de "la dureza mental" a la hora de afrontar el choque

EFE VITORIA

El TAU Cerámica iniciará mañana en el Pabellón OAKA de Atenas la serie de cuartos de final de la Euroliga ante un Panathinaikos muy crecido y que presentará una muy dura batalla a la escuadra de Velimir Perasovic.

Hasta ahora, los datos estadísticos hablan de tres derrotas del equipo vitoriano en sus anteriores visitas al Pabellón OAKA, por lo que los hombres de Perasovic deberán luchar contra la historia.

El equipo baskonista viajó por vía aérea a mediodía de hoy hacia la capital griega, con la baja del pivote Predrag Drobnjak, por lesión, y con la duda del escolta Serkan Erdogan, tras el esguince de tobillo sufrido en el choque de Liga ACB disputado ayer contra el Real Madrid.

Sin embargo, todo apunta a que, tras el tratamiento al que fue sometido este lunes por parte de Alberto Fernández, médico del conjunto baskonista, Erdogan podrá jugar ante el combinado del 'trébol'.

El equipo vitoriano ya sabe lo que es ganar en canchas difíciles, con un total de once triunfos en la Euroliga en catorce eliminatorias de 'play-off'. Incluso contra equipos de Grecia el balance dentro de las series eliminatorias importantes es de un cien por cien en cuanto a triunfos, con siete victorias en siete partidos.

El hecho de tener el factor cancha en contra hará todavía más difícil el reto del TAU, aunque la victoria lograda ayer en el Pabellón de 'Vistalegre' contra el Real Madrid ha servido para reforzar la moral del cuadro alavés. "Ayer hicimos un partido muy serio y ante la cita de Atenas estamos mucho mejor que cuando afrontamos el partido de hace quince días contra el Unicaja Málaga", indicó Perasovic poco antes de emprender viaje a la capital ateniense.

El Panathinaikos ya perdió en el Pabellón OAKA dos partidos del torneo europeo frente a Unicaja (93-95) y Efes Pilsen (73-76), por lo que el TAU también puede repetir mañana lo que hicieron en su día los equipos de Málaga y Estambul.

Ambiente difícil

Pablo Prigioni, director de juego titular del TAU Cerámica, ha adelantado hoy, que espera un "ambiente muy difícil" en el Pabellón OAKA de Atenas. El equipo 'verde' que prepara el serbio Zeljko Obradovic contará con el caluroso apoyo de casi veinte mil espectadores, los cuales colmarán las gradas del recinto olímpico de la capital griega para animar a sus jugadores.

Sin embargo, la ventaja que tendrán los componentes de la escuadra vitoriana radicará en que los seguidores del conjunto del 'trébol' no estarán tan pegados a la pista como en otros recintos deportivos más pequeños de Grecia. "Pese a todo, estoy seguro de que los hinchas del Panathinaikos van a hacer mañana mucho ruido, por lo que será muy importante la dureza mental que presentemos nosotros a la hora de afrontar el encuentro", subrayó el base argentino.

El baloncestista del Tau Cerámica también habló acerca del arbitraje, al precisar que no deberán estar muy pendientes de sus decisiones. "Si entramos en la cancha pensando en eso, a la mínima que nos piten dos o tres cosas en contra, nos pondremos 'locos', y eso es lo que no puede ocurrir bajo ningún concepto", remachó Pablo Prigioni.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos