Un gol de Güiza en el descuento deja al Alavés sin una victoria que acariciaba (2-2)

El Getafe se adelantó con un dudoso penalti en el tercer minuto de juego

2- Getafe: Calatayud; Contra, Belenguer, Matellán (Paunovic, m.79), Pernía; Diego Rivas, Celestini (Vivar Dorado, m.45); Redondo (Pachón, m.79) Riki, Gavilán; y Güiza.

2- Alavés: Constanzo; Edu Alonso, Sarriegi, Pellegrino, Coromina; Astudillo, Carpintero; Jandro (De Lucas, m.59), Bodipo (Arthuro, m.84), Nené; y Aloisi (Lacen, m.70).

Goles: 1-0, m.03: Pernía, de penalti. 1-1, m.12: Aloisi, de cabeza a pase de Jandro. 1-2, m.75: pase raso de Astudillo que aprovecha Bodipo. 2-2, m.90: Güiza en la última jugada del partido.

Árbitro: Medina Cantalejo (Comité Andaluz). Amonestó a los locales Matellán (m.51) y Güiza (m.78) y a los visitantes Pellegrino (m.03), Coromina (m.40).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada del Campeonato Nacional de Liga, disputado en el Coliseum Alfonso Pérez, de Getafe, ante cerca de 11.500 espectadores. Benito Floro, director deportivo del Real Madrid, presenció el encuentro desde el palco.

Con la goleada al Espanyol aún muy fresca en la memoria (5-0), los locales se confiaron y los visitantes no bajaron los brazos; el resultado, un testarazo picado de Aloisi a pase cruzado de Jandro que puso las tablas en el luminoso y que volvió a dar emoción a la tarde madrileña. Mientras Constanzo salvaba bajo palos un par de disparos envenenados de Güiza, los Nené, Aloisi y Bodipo se encargaron de dar movilidad al Alavés en ataque, que dio constante sensación de peligro y demostró su mejoría de las últimas jornadas en el césped del Coliseum.

La llegada de Juan Carlos Oliva al banquillo blanquiazul ha llevado aires de optimismo al equipo de Dmitri Piterman; la salvación está algo más próxima después de lograr, antes de llegar a Getafe, seis de los últimos nueve puntos en juego, con el plus moral de ganar por primera vez en Vitoria. Antes de que el colegiado mandara a los vestuarios a los dos equipos, Riki, cuya actuación fue más discreta de la habitual, dejó un destello de calidad con un bonito control y disparo desde la frontal del área que rozó el palo de la portería alavesista, que a estuvo a punto de volver a adelantar a su equipo.

Tras la reanudación, el aburrimiento fue la tónica en los primeros veinte minutos, provocado en buena parte por el conformismo del Alavés, que propuso un juego trabado y que se dedicó a esperar el contraataque, con pases largos que a nadie iban dirigidos. El Getafe, a trancas y barrancas, arrancó alguna jugada peligrosa. Tardó, pero despertó de su letargo y llegó a forzar hasta seis saques de esquina en cinco minutos, insuficientes para lograr su propósito ante la desesperación de Güiza, que se pasó gran parte del segundo tiempo en el suelo.

Media hora

Un punto en el Coliseum parecía saber a gloria al Alavés. Un dato: los de Oliva tardaron casi media hora en llegar a la portería de Calatayud, y tuvo que hacerlo con un tiro lejano del recién incorporado De Lucas. Pero el rácano planteamiento se llevó mucho más premio del merecido: al monólogo del Getafe, incapaz de culminar, el Alavés respondió con un tanto de Bodipo, que dejaba 'de hielo' a la grada del Coliseum.

Schuster, ante la encerrona del Alavés, decidió poner toda la carne en el asador para lograr, al menos, un empate, con la entrada del héroe local del ascenso, Pachón y al incisivo Paunovic. Riki, en un último suspiro, peleó hasta la línea de fondo con Sarriegi y se sacó de la manga un pase de oro para Güiza que, solo, erró inexplicablemente. Aunque el ariete jerezano tuvo tiempo de resarcirse y selló, en la última jugada del partido, el empate.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos