elcorreo.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 13 / 33 || Mañana 17 / 32 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio

EN LA SIERRA DE ARCENA

La peña Bachicabo

Esta serranía, antigua frontera natural del reino de Asturias, es hoy un gran refugio de corzos

05.10.09 - 13:58 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La peña Bachicabo está situada en la sierra de Arcena, fronteriza entre Álava y Burgos. Durante siglos, estas montañas fueron lugar de paso estratégico entre Vizcaya y Castilla. En la Edad Media, el reino de Asturias situó aquí su frontera más oriental y favoreció la repoblación de estas tierras con gentes huidas de la dominación musulmana. Así, en el año 804, el obispo Juan, enviado por el monarca asturiano Alfonso II el Casto, funda el obispado de Valpuesta a muy pocos kilómetros de aquí, organizando la tarea repobladora. Así nacieron pueblos como Barrio, donde comienza nuestro paseo de campo.

Seguimos un camino forestal que asciende hacia el collado de La Hoz. Pronto pasamos una portilla ganadera y, paulatinamente, nos vamos adentrando en el bosque de pino silvestre. Estos pinares son naturales y autóctonos, como lo demuestra la toponimia: ya en la Edad Media se citaba como Pinetum el pueblo actual de Pinedo. La actividad humana ha favorecido su expansión, en detrimento de los otros bosques de la zona, como hayedos y quejigales.

Estos pinos son de color verde glauco y de corteza asalmonada. Sus semillas aladas (piñones) colonizan rápidamente los espacios desforestados. Su madera se utiliza mucho en la construcción y la fabricación de muebles; en cambio, su leña no es buena, porque desprende mucho humo.

Sigiloso y huidizo, el corzo es el mamífero más atractivo de estos bosques. A principios de siglo, su población había sido exterminada, pero en los años 60 entraron nuevos ejemplares desde Burgos, que repoblaron esta sierra con gran éxito; su número supera hoy los mil ejemplares. Este cérvido se refugia en los bosques de día y sale a pastar en los claros y linderos al atardecer. Su color es pardo rojizo en verano y grisáceo en invierno, con un distintivo escudo anal blanco. Los machos presentan una cuerna ramificada de tres puntas que pierden cada año.

La cruz metálica

El camino se bifurca en tres senderos. Tomamos el del medio, muy empinado, que nos llevará en diez minutos a otra pista forestal. Seguimos a la izquierda para llegar al portillo de la Hoz, magnífico mirador sobre el alto valle del Ebro y los pueblos de Espejo, Bachicabo, Puentelarrá y otros. Un sendero muy cerrado atraviesa los bojedales de la peña; se inicia a la derecha del prado del portillo de la Hoz y no tiene pérdida. Una cruz metálica corona la peña de Bachicabo (1.119 m.).

Descendemos hasta la primera bifurcación. A la derecha, un camino forestal nos llevará hasta el castro de Berbea, que estuvo habitado por gentes llegadas de la meseta en el siglo VI antes de Cristo. Regresamos por el mismo camino a Barrio.

Datos de interés

Monumentos: iglesia románica de la Asunción (Tuesta); torre-palacio de los Varona (Villanañe); iglesia de Santa María (Barrio); torre de los Calderones y Salazares (Nograro); ciudad romana de Medropio (Villanañe); santuario de Angosto (Villanañe).

Cómo llegar: se toma la autopista A-8, de Bilbao a Miranda de Ebro, y se sale en Pobes. Desde esta población, nos dirigimos a Espejo y, finalmente, a Barrio.

Recorrido: unos 10 km., ida y vuelta.

Dificultad: media.

Bibliografía: Espejo. Paseos y excursiones. José Gil-García. Diputación Foral de Álava, 1993.

Webs de interés

Agroturismo en Alava

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.