Hezbolá dice no temer la guerra con Israel y amenaza con responder «en cualquier lugar»

Hasán Nasralá. /
Hasán Nasralá.

El líder del partido-milicia chií libanés rompe su silencio tras el fuego cruzado del miércoles que provocó la muerte de un militar español

EUROPA PRESSMADRID

El líder del partido-milicia chií libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, ha asegurado que, aunque no quiere emprender una guerra contra Israel, no tiene miedo al conflicto y ha advertido de que su grupo tiene derecho a responder "en cualquier lugar" a la "agresión" israelí.

Nasralá ha roto su silencio tras el fuego cruzado entre Hezbolá e Israel del miércoles con un discurso en el que ha recordado a los seis combatientes del grupo y al general iraní que murieron en Siria el 18 de enero, supuestamente en un ataque cometido por Israel.

noticias relacionadas

El líder de Hezbolá ha confirmado que los disparos que el miércoles causaron la muerte de dos militares del Ejército israelí fueron una represalia por el ataque del día 18. "Nos mataron en pleno día, les matamos en pleno día (...) Dispararon contra dos vehículos, disparamos contra dos vehículos", ha proclamado Nasralá, según los medios libaneses.

La principal diferencia entre los dos ataques, ha añadido, es que Israel no ha reconocido públicamente ser el responsable del bombardeo de Siria mientras que Hezbolá sí lo hizo desde un primer momento. En relación al número de víctimas, Nasralá ha expresado sus dudas sobre el balance oficial dado por el Gobierno de Benjamin Netanyahu.

Conflicto armado

"No queremos una guerra, pero no tenemos miedo de ella", ha afirmado Nasralá, quien ha advertido a Israel de que "debe entender" la diferencia entre esos dos conceptos. "No nos pongáis a prueba", ha apuntado en otro momento de su alocución, en la que también ha subrayado que Hezbolá se reserva el "derecho" a lanzar nuevos ataques "en cualquier lugar" y "en cualquier momento".

El líder del partido-milicia chií ha responsabilizado a las autoridades de Israel de los peligros a los que tiene que hacer frente su propia ciudadanía. En este sentido, ha criticado la "estupidez" de la clase gobernante del país vecino y ha situado a Israel frente a la "unidad" que conformarían el Líbano, Siria, Irán y Palestina.