El cabo español muerto por el impacto de un proyectil israelí estaba en zona neutral

El cabo español fallecido en el Líbano. /
El cabo español fallecido en el Líbano.

El fallecido es Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, casado y que esperaba un hijo

MATEO BALÍNMadrid

El cabo Francisco Javier Soria Toledo, de 36 años, casado y que esperaba un hijo, ha fallecido esta mañana al sur del Líbano como consecuencia del impacto de un mortero israelí en zona neutral, dentro de los enfrentamientos que mantienen en las últimas horas con Hezbolá, la milicia chií libanesa.

Según fuentes del Ministerio de Defensa, el cabo fallecido, natural de Málaga, pertenece a la brigada de infantería mecanizada 'Guzmán el Bueno' X de Córdoba, que se encontraba en la base Miguel de Cervantes de Marjayún. El ataque mortal fue confirmado en primer lugar por la misión de pacificación de la ONU al sur del Líbano, UNIFIL, que trata de mantener el alto el fuego entre las partes desde la invasión isarelí de 2006.

más información

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha avanzado que el cadáver del cabo estará mañana en España y ha recalcado que España "ha hecho lo que tenía que hacer": pedir a la ONU una investigación y ocuparse del militar fallecido y su familia. En declaraciones a Efe, Morenés ha recalcado que la investigación pondrá "tranquilidad" y "conocimiento de causa" y ha calificado la muerte del militar español como una noticia "muy triste y muy desgraciada". El ministro de Defensa ha relatado que esta tarde -durante una escala técnica en Italia al regresar a Madrid tras haber suspendido su visita a la India- ha hablado con la familia del cabo, cuya mujer está embarazada, y que le ha transmitido que el Ministerio de Defensa, las Fuerzas Armadas y el Gobierno está "con ellos".

El incidente de esta mañana y el impacto del proyectil israelí en respuesta a un ataque previo de Hezbolá que ha dejado al menos dos militares hebreos muertos y otros siete heridos, se produjo en la zona de las granjas de Chebaa, en la frontera entre el Líbano y Siria ocupada por el Ejército israelí.

La Agencia Nacional de Noticias libanesa ha señalado que en esa zona cayeron varios cohetes israelíes, que un soldado español resultó herido y después perdió la vida. Una fuente militar libanesa consultada por Reuters ha explicado que se produjo además un disparo de proyectiles a territorio israelí, aunque no está claro si el lanzamiento de los cohetes fue efectuado desde el lado libanés de la frontera.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha transmitido sus condolencias a los familiares de Francisco Javier Soria y el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha pedido a la ONU una investigación sobre la muerte del soldado español. García-Margallo ha recibido la llamada de su homólogo israelí, Avigdor Liberman, quien le ha expresado las condolencias por la muerte del soldado. El jefe de la diplomacia española ha aprovechado la conversación para solicitar a Liberman la colaboración de Israel en la investigación que España ha reclamado a la ONU. El Ejército israelí ha lamentado el fallecimiento del soldado español y ha asegurado que investiga los hechos para aclarar lo ocurrido.

Ataque de Hezbolá

El movimiento islamista Hamás ha mostrado su respaldo al ataque perpetrado contra territorio israelí y ha señalado que Hezbolá "tiene derecho a responder" a Israel. "Hezbolá tiene derecho a responder a los asaltos y ataques de la ocupación israelí, principalmente al último", ha opinado el portavoz del grupo en la franja de Gaza, Sami abu Zuhri, en una nota de prensa. Según Hamás, el ataque "es una prueba de que el enemigo sionista es débil y frágil".

Los Batallones de Al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica, también se han felicitado por el ataque, al igual que el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), que ha aclamado "el heroico ataque armado de los combatientes de Hezbolá" contra el Ejército israelí.

Asimismo, el portavoz de los Comités de Resistencia Popular en Gaza, movimiento pro-Hamás, Jaled al Azbat, se ha unido a las voces de apoyo. "Cualquier acción de resistencia hecha contra las fuerzas de ocupación israelí tanto en el sur del Líbano como en cualquier parte ocupada de tierras árabes y palestinas, es ciertamente bienvenida", ha apuntado en un comunicado.

Según la investigación preliminar, las víctimas del ataque contra el convoy militar israelí sufrieron primero las consecuencias de un explosivo oculto en la carretera que provocó la detección de su vehículo y, después, el impacto directo de un cohete antitanque Kornet. Cinco de los heridos han sido ingresados con lesiones entre leves y moderadas en el hospital de la ciudad de Safed, en Galilea, y otros dos en el Rambam, de Haifa.

Medios locales apuntan que el convoy estaba formado por vehículos que no estaban convenientemente blindados, lo que ha desencadenado las primeras críticas contra el Ejército hebreo.

Respuesta israelí

Como respuesta a ese ataque, las Fuerzas Armadas israelíes han lanzado varios cohetes contra el sur del Líbano, alcanzando las localidades de Kfar Shouba, Al Mayedia, Al Abasiya y Al Uazani. La Policía de Fronteras israelí ha decidido cerrar las carreteras de la zona como medida de precaución. El portavoz del Ejército israelí, el general de brigada Moti Almoz, ha dejado claro que "este no es necesariamente el fin de la operación del Ejército israelí".

Además proyectiles de mortero han alcanzado una posición militar israelí en los Altos del Golán, según ha informado el Ejército hebreo. Según el Ejército, no se han registrado víctimas en este ataque.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha asegurado que el país está listo para responder con la fuerza "en todos los frentes". Israel "está preparado para operar con la fuerza en todos los frentes", ha afirmado el primer ministro, según informa el diario Haaretz. "Propongo analizar lo que ha ocurrido aquí", ha dicho, recordando que "no lejos de la ciudad de Sderot (sur), en Gaza, Hamás fue golpeado con el mayor revés que ha recibido nunca el verano pasado". "La seguridad está por encima de todo, la seguridad es la base de todo lo demás", ha defendido.

Escalada de tensión

Este suceso llega en un momento en el que han aumentado las tensiones entre Israel y el Líbano por el ataque israelí contra un convoy del milicianos del partido milicia chií-libanés Hezbolá en territorio sirio la semana pasada. El ataque acabó con la vida de seis milicianos de Hezbolá y seis combatientes iraníes, uno de ellos un general de la Guardia Revolucionaria. Tanto Irán como Hezbolá habían prometido vengarse de ese ataque.

Este martes, dos cohetes impactaron en los Altos del Golán, un ataque que una fuente de los servicios de seguridad israelíes ha atribuido a milicianos de Hezbolá situados en territorio sirio. Horas después, las Fuerzas de Defensa israelíes respondieron con un ataque aéreo contra objetivos de la artillería siria.