El Gobierno estudia poner cotos al MAB para evitar otro 'caso Gowex'

De Guindos, en Barcelona /
De Guindos, en Barcelona

El Ejecutivo plantea que aquellas firmas que alcancen una capitalización "de entre 500 y 1.000 millones de euros" a que pasen a operar en el mercado ordinario

AGENCIAS MADRID

El Gobierno estudia la posibilidad de obligar a las empresas que coticen en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) y que alcancen una capitalización "de entre 500 y 1.000 millones de euros" a que pasen a operar en el mercado ordinario.

mÁS NOTICIAS

Esta es una de las iniciativas que se plantea llevar a cabo el Ejecutivo de Mariano Rajoy para evitar que se repitan casos como el de la empresa española de redes wifi Gowex, que se ha declarado en bancarrota, después de que el responsable de la firma, Jenaro García, dimitiera tras confesar haber falseado sus resultados durante al menos cuatro años.

El ministro de Economía, Luis de Guindos , que esta tarde ha participado en una jornada económica organizada por el diario "Expansión" y el Banco Santander en Barcelona, ha remarcado que el fraude de Gowex, que cotizaba en el MAB, es un tema "grave y desgraciado, pero singular", que no se puede generalizar a otras empresas españolas.

Ha agregado que el MAB es un mercado "muy importante" para las pymes, que obtienen allí su necesaria financiación, por lo que resulta prioritario que la información que se facilita a los inversores "sea cierta y muy exacta".

Para ello, ha explicado, el Gobierno va a adoptar varias medidas al respecto, en el marco de la nueva Ley de Financiación.

Estándares mínimos

En primer lugar, el Ejecutivo va a exigir a las empresas auditoras de las compañías que cotizan en el MAB "unos estándares de calidad y de transparencia mínimos". La Administración también quiere ampliar e incrementar las responsabilidades de la sociedad rectora del MAB, que es BME, desde el punto de vista de la supervisión, a la vez que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) intensificará los controles sobre dicha rectora.

En la actualidad, BME sólo tiene que poner en conocimiento de la CNMV las irregularidades sobre abuso de mercado. El objetivo del Gobierno es que cualquier tipo de irregularidad se comunique a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

De Guindos , por otro lado, ha avanzado que otra de las líneas en las que trabaja su ministerio es que las empresas del MAB que alcancen un determinado tamaño -lo ha cifrado en un volumen de capitalización de entre 500 y 1.000 millones de euros- pasen "necesariamente" a cotizar en el mercado ordinario.

"Se trata de impulsar un sistema de controles y auditoría que garantice que el MAB funciona y de forma adecuada y que situaciones indeseables como el caso de Gowex no se vuelvan a repetir", ha declarado De Guindos .

Sobre Gowex, el ministro ha reconocido que "las alarmas que tendrían que haber saltado no han saltado", pero se ha mostrado convencido de que este escándalo no afectará al MAB, que "continuará funcionando" y proporcionando financiación a las pymes a través del capital.

"El MAB es un mercado para empresas que están en una primera etapa y por eso la confianza es especialmente importante", ha señalado De Guindos , que ha recordado que los casos de fraude "se han dado en mercados financieros de todo el mundo" y que "no pueden pagar justos por pecadores".

En su intervención en el encuentro "Cataluña, una economía que avanza", que ha reunido a unas 200 personas en el auditorio de La Pedrera, el ministro también ha hablado de la situación económica de España, que acelera su crecimiento gracias a la recuperación de la demanda interna, la buena marcha de las exportaciones y la mayor disponibilidad de crédito.

De Guindos no ha confirmado si el Gobierno modificará al alza sus previsiones de crecimiento para 2014, aunque se ha mostrado "optimista" porque "los indicadores adelantados van bien".

La jornada ha contado asimismo con la participación del director general de Banco Santander, Enrique García Candelas, quien ha expresado su confianza en la recuperación de la economía española y de su tejido empresarial.

Ha asegurado que España ha dejado de ser el centro de atención de la crisis para convertirse en un ejemplo de las reformas que confirman las bases de la recuperación, y ha augurado que 2014 "será un año de crecimiento".

Ha manifestado también el "firme compromiso" del Santander para contribuir al crecimiento de la economía y el empleo mediante su apoyo tanto a las grandes empresas como, en especial, a las pymes, "un segmento estratégico para el grupo" por su capacidad de generación de riqueza y puestos de trabajo