Alonso: «Mi paciencia ya quedó probada en los últimos cinco años»

Fernando Alonso. /
Fernando Alonso.

-«Necesitamos tiempo, porque tenemos que aprender muchas cosas de un coche muy extremo, agresivo e innovador», afirma el asturiano

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROjerez

Pese a la decepcionante primera jornada a los mandos del McLaren-Honda, Fernando Alonso no se deprimió. De hecho, aseguró que se lo esperaban: «Creo que ha ido más o menos como nos esperábamos. Obviamente ha sido un comienzo más lento de lo que sabíamos. Ya vimos el año pasado lo difícil que fue para todos los equipos completar vueltas, especialmente los primeros días. Incluso Red Bull dio sólo unas diez vueltas en todo el invierno. La tecnología que tenemos ahora mismo en la Fórmula 1 es muy compleja. Necesitamos tiempo. Tenemos que aprender muchas cosas del coche porque acabamos de ponerlo en marcha».

El McLaren MP4-30 es un coche «muy extremo, muy agresivo e innovador», en palabras de Alonso, por lo que aún les queda mucho por descubrir. «Me gustaría haber dado más vueltas, claro, porque después de haber esperado dos meses para el primer día de pruebas, seis vueltas no es suficiente, pero estamos contentos y emocionados y dentro del garaje hemos tenido un ambiente alucinante, sobre todo durante las primeras vueltas», afirmaba el español, que no desaprovechó la oportunidad de recordar el último mal lustro que pasó como piloto de Ferrari: «Mi paciencia ya ha quedado probada en los últimos cinco años, así que no tengo problema».

Ver ahí arriba a Rosberg, con centenar y medio de vueltas, es algo «normal» para Alonso. «El equipo que dominó el año pasado ganando casi todas las carreras hoy han sido los más rápidos y haciendo 150 vueltas. Tienen una gran ventaja de rendimiento, al menos en este arranque de temporada, pero es normal. Tienen la continuación de un coche ganador. Es un poco más fácil para ellos que para nosotros, que tenemos una nueva unidad de potencia en un coche muy extremo», admitía un Alonso que no tiró de falsa modestia. «No creo que Mercedes gane muchas carreras este año. Son los favoritos, sí, pero creo que el resto de equipos estamos más preparados que el año pasado», advirtió.

Del Alonso de 2007 al de hoy han cambiado muchas cosas, pero entre ellas la propia escudería McLaren. Alonso pone nombres a ese cambio: «El equipo ahora, con la llegada de Eric (Boullier), es más abierto e internacional. Hay gente trabajando aquí de muchos equipos que se han unido de otros equipos, con la mentalidad muy abierta», afirmó el asturiano. Sus sensaciones también fueron muy distintas. «Me he sentido más relajado. Hace ocho años había ganado dos Campeonatos del Mundo seguidos, me subí al McLaren por primera vez y había otra sensación. Hoy he estado más relajado, porque también sabía de la dificultad que íbamos a tener. Sé que vamos a tener un invierno en el que vamos a tener que aprender muchísimo y vamos a tener que entender el coche poco a poco», dijo.

En definitiva, Alonso cree que lo ocurrido en McLaren este domingo entró dentro de los planes, y ya piensa en la sesión del martes, cuando volverá a ponerse al volante del MP4-30: «Esta es la F1 de hoy en día: problemas electrónicos, problemas de software... Muchos problemas. Cuando lo ves en el banco de pruebas todo funciona bien y luego en el coche no funciona como esperabas. Entraba dentro del plan. Ojalá el martes pueda dar algunas vueltas más. Todos los problemas que hemos tenido han sido identificados y sabemos qué hay que hacer para arreglarlos, pero algunas soluciones son complicadas, de cuatro o cinco horas. Solucionaremos estas averías, llegarán otras, las solucionaremos, y así va a ser todo el invierno hasta Australia», zanjó al respecto.