Ferrari busca renacer con el ‘sexy’ SF15T

El SF15-T de Ferrari/
El SF15-T de Ferrari

La Scuderia presenta el nuevo monoplaza de Sebastian Vettel con un objetivo muy modesto: conseguir dos victorias este año.

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Ferrari ha desvelado este viernes en una web especial creada al efecto cuál será su bólido para luchar por regresar a lo más alto: el SF15T. La escuadra italiana ya tiene montura para emprender la reconquista de los primeros puestos, hoy en manos de Mercedes, con permiso de los propios campeones del mundo y de otros serios candidatos como McLaren. Con Sebastian Vettel como punta de lanza y un Kimi Räikkönen que acabó totalmente vapuleado por Alonso en 2014, la escudería más veterana de la Fórmula 1 abre una nueva etapa de resurrección.

Bajo el mando técnico de James Allison, Ferrari ha establecido una filosofía muy clara a la hora de crear el SF15T: potenciar lo poco realmente bueno que tenía el F14T y mejorar todo lo que el año pasado resultó un fiasco. Así, visualmente el cambio más apreciable es el nuevo morro, bastante más largo y bajo que el del 2014, y que se adapta a las nuevas instrucciones de la FIA que buscan acabar con esos engendros estéticos que se presentaron por estas fechas hace un año. La modificación de la parte delantera del Ferrari viene acompañada de múltiples nuevos matices aerodinámicos, como una suspensión delantera y trasera totalmente nueva que busca mejorar el paso por curva y maximizar el beneficio del DRS en rectas.

Además, la parte trasera se ha rediseñado por completo para conseguir una mejor refrigeración de la unidad de potencia, así como los conductos de frenos, que buscarán una mayor eficiencia de los neumáticos y una mejora en la carga aerodinámica. En definitiva, multitud de retoques para una Scuderia que ahora mismo sólo puede ir para arriba, aunque poco a poco.

Un coche sexy para conseguir dos victorias

Maurizio Arrivabene, nuevo máximo responsable del equipo italiano, no quiere lanzar las campanas al vuelo muy pronto. Tras el desastroso 2014, el primer objetivo de Ferrari es más bien modesto: conseguir dos victorias, que ya serían dos más que las logradas en el curso pasado.

Decía Enzo Ferrari que el coche más bonito es que gana carreras. El año pasado teníamos un coche realmente feo. Me gusta el de este año porque estéticamente es realmente sexy, afirma el carismático nuevo líder de Ferrari, con los pies en el suelo. Soy realista, nadie tiene la capacidad mágica de cambiar las cosas cuando no se pueden cambiar. El coche estaba preparado en diciembre, y creo que hemos aplicado interesantes novedades. No digo que se vaya a ganar el Mundial, pero espero que podamos conseguir dos victorias al menos, señala.

En esta línea de cautela también se mueven Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen. El tetracampeón tiene ante sí el mayor reto de su vida, ya que nunca ha estado fuera del nido de Red Bull, pero confía en poder lograr grandes éxitos vestido de rojo. Hay muchos cambios en marcha, nueva gente y nuevas posiciones, incluido yo mismo, así que se requiere un poco de tiempo para establecernos hasta empezar a hacer progresos reales. Confío en que estamos yendo en la dirección correcta, pero sería erróneo esperar mucho de nosotros inmediatamente, avisa Vettel. Necesitamos recordar que venimos de un 2014 donde hubo un equipo muy dominante, así que será muy difícil llegar ahí desde el principio. Para nosotros, el principal objetivo es empezar a trabajar juntos, empezar a conseguir progresos y esperamos lograr más y más conforme avance la temporada, señala un Vettel que, pese a la cautela, advierte: Será muy difícil luchar por ganar, pero por supuesto es nuestro objetivo. Si estamos aquí no es para ser segundos.

Por su parte, Kimi Räikkönen no se plantea ninguna meta más allá del ir carrera a carrera. Obviamente queremos ser todo lo fuertes que podamos, pero es muy pronto para decir dónde vamos a estar. Si hacemos las cosas al 100% de nuestra capacidad, trabajando como un equipo para sacar las cosas adelante y para seguir construyendo lo que hemos creado este invierno, los resultados deberían llegar, cree el finlandés, que acaba de estrenar paternidad. Uno de los puntos más interesantes de 2015 será vivir la batalla interna que tienen en Ferrari, pero Räikkönen enfría los ánimos a los que esperan una guerra encarnizada entre Iceman y Vettel: Va a ser interesante trabajar con él, pero estoy seguro de que tendremos un buen entendimiento mutuo. El punto de mira está puesto en llevar al equipo adelante y hacerlo todo por Ferrari, y después obviamente intentaremos luchar el uno contra el otro, pero en el buen sentido.