Alonso estuvo a punto de abandonar en la primera vuelta

Alonso, durante la carrera./
Alonso, durante la carrera.

«En la salida no me funcionó el ERS y al final sólo frenaba del lado derecho», aseguró el español.

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROmadrid

Fernando Alonso finalizó cuarto en el Gran Premio de Mónaco, pero no fue una carrera tan cómoda como se podría pensar. Si bien no tuvo grandes peleas en pista, el español confesó después de la prueba que estuvo a punto de verse obligado a abandonar en la primera vuelta debido a un problema mecánico en su F14-T: se quedó sin el ERS en la salida, lo que le dejó sin potencia para las primeras vueltas. «En la salida no me funcionó el ERS y al final sólo frenaba del lado derecho, el lado izquierdo estaba sobrecalentado y sólo frenaba el derecho En Mónaco hay que ponerlo todo en su sitio y tenemos que ir mejorando poco a poco», reflexionó ante los medios.

No obstante, para Alonso fue una prueba en la que el podio era una quimera. «En la primera vuelta perdí una posición y aunque después pudimos recuperar alguna, lo cierto es que los tres primeros eran inalcanzables para mí», aseguró. «Cada carrera traemos mejoras, siempre notas mejor el coche, pero también nuestros rivales mejoran y más o menos la distancia que nos sacaban en el primer gran premio es la misma que nos sacan en el sexto. Tenemos que mejorar el coche un poco más que los demás», pidió el asturiano públicamente.

Pese a quedarse fuera del cajón, Alonso es consciente de que el trabajo 'de barro' que está haciendo, acabar las carreras y puntuar poco a poco, le sirven para mantenerse en el tercer puesto de la clasificación general. «Sigo tercero en el campeonato, le he sacado más ventaja a Vettel, le he sacado otros doce puntos a mi compañero Van pasando las carreras y vamos haciendo las cosas bien. Los Mercedes están a otro nivel, demostrándonos todo el potencial de estos coches, lo que supone una motivación para que nosotros intentemos hacerlo mejor», finalizó.

 

Fotos

Vídeos