Expedientan a un entrenador de fútbol de niños por cánticos sexistas en Dénia

Los menores celebran sus victorias con frases como "quien se meta con nosotros lo rajamos, si es una tía nos la tiramos y si es un tío, por cabrón, se la cortamos"

C. PASTOR

Los responsables de la Escuela Municipal de Fútbol Base de Dénia, que preside el edil Sisco Signes, han abierto un expediente disciplinario y ha sancionado con un mes sin empleo y sueldo al entrenador del equipo benjamín A, por los cánticos sexistas y violentos que entonan sus jugadores para celebrar sus victorias. De hecho, ayer por la tarde ya no entrenó a los chavales, quienes recibieron las órdenes para preparar el partido del fin de semana del segundo técnico, Borja Piñero.

Según publica lasprovincias.es, los niños de edades entre 9 y 10 años festejaron sus tres últimos partidos con unos desafortunados cánticos cuya letra era «Somos los yomus, los inhumanos, a quien se meta con nosotros lo rajamos, si es una tía nos la tiramos, si es un tío, por cabrón, se la cortamos, por la bandera, por los colores porque si somos, somos, somos los mejores».

Tanto desde la Concejalía de Deportes como desde la misma Escuela Municipal, condenaron estos hechos e iniciaron una investigación para tratar de esclarecer a que se debe esta forma de actuar que nada tiene que ver con el deporte.

El concejal de Deportes, Sisco Signes, el director de la Escuela, Miguel García de la Reina, y otros representantes de la misma, se reunieron ayer por la tarde con el entrenador del equipo benjamín para trasladarle que se le ha abierto un expediente disciplinario por estos hechos que tildaron de «intolerables y lamentables». La medida lleva implícita la sanción de un mes sin empleo y sueldo.

A última hora de ayer hubo una reunión de los directivos de la escuela con los padres de los chavales de este conjunto benjamín para darles una explicación sobre los hechos ocurridos y sobre las decisiones adoptadas por parte de la Escuela Municipal de Fútbol de Dénia. Los padres, según comentó el director de la EMF, Miguel García de la Reina, pidieron disculpas por lo ocurrido y mostraron su total apoyo a la labor realizada por el entrenador con sus hijos. Algunos se quedaron sorprendidos por la letra del cántico y otros reconocieron que lo habían escuchado y habían llamado la atención a sus hijos.

García de La Reina explicó que nunca ha habido una sanción tan grave en la escuela, «tan sólo hubo una hace siete temporadas en la que un entrenador agredió a un árbitro y fue expulsado». Por ese motivo se decidió que lo ocurrido con los cánticos no merecía el cese del técnico del conjunto benjamín, pero sí la suspensión de empleo y sueldo. El director de la escuela comentó que la «canción es una adaptación que hicieron los Yomus del Valencia de una pieza musical de Los Inhumanos».

El concejal de Deportes, que mostró su más firme repulsa a los cánticos sexistas y violentos que entonan los chavales de entre nueve y diez años, aseguró que el entrenador está muy afectado por todo lo ocurrido. Desde la propia Escuela se está trabajando en la elaboración de un código ético de vocabulario para los equipos y se anima a los padres de alumnos que cualquier conducta improcedente que se lleve dentro de la propia escuela se comunique a la dirección.

También, el PSPV, las concejalas, Cristina Morera y Elizabet Cardona, mostraron su indignación y su más firme repulsa por lo ocurrido e insistieron en que «los niños no son los responsables, si bien, entendemos que los adultos que los acompañan, y especialmente, coordinadores, monitores y demás personas que ejercen algún tipo de control, deben considerar seriamente que este tipo de conductas no deben ser ni obviadas ni permitidas».

Elisabet Cardona, que también es miembro del Consell de la Dona, anunció que el PSPV va a solicitar la inmediata convocatoria del Consell con la finalidad de consensuar medidas que eviten estas situaciones, especialmente delicadas, por cuanto son protagonizadas por niños. Además, dijo que se han remitido sendas cartas a las Concejalías de Deportes e Igualdad para que hechos como el ocurrido sean evitados tomando las medidas que sean necesarias con carácter de urgencia.