Klay Thompson, once minutos para hacer historia

Klay Thompson, tras anotar un triple. /
Klay Thompson, tras anotar un triple.

El escolta de los Warriors logra dos récords de la NBA al anotar 37 puntos con nueve triples en un solo cuarto

ÁLVARO VILCHESmadrid

Kobe Bryant anunció su lesión en el hombro y dejó en el aire su participación en el All Star al que iba a acudir como titular junto a los hermanos Gasol. Parecía claro que el sustituto de la Mamba Negra iba a ser James Harden, máximo encestador de la liga, pero, ante la ausencia de debate, Klay Thompson ha querido sembrar la duda.

¿La razón? El escolta de los Warriors ha dado 37 motivos en 11 minutos para refundar su candidatura a salir de inicio en el Partido de las Estrellas. Son los puntos que logró el californiano en un descomunal tercer cuarto que quedará para la historia: una serie sin fallo de 13 de 13 en tiros de campo, con nueve de nueve en triples. Tanto los puntos logrados como la serie de lanzamientos de tres suponen un récord en un único periodo en la mejor liga del mundo. Finalmente, el 11 de los locales terminó el partido con 52 puntos e igualó la mejor marca de la temporada que logró Mo Williams frente a los Pacers hace unos días.

El resultado fue, evidentemente, una victoria para los Warriors de Golden State. 126-101 ganaron los de Oakland en el duelo californiano frente a los Kings de Sacramento. La exhibición de Thompson eclipsó el doble-doble de Stephen Curry, con 10 puntos y 11 asistencias, y los 19 puntos saliendo desde el banquillo de Marreese Speights.

En los visitantes destacó otro presunto All Star esta temporada, DeMarcus Cousins, con un nuevo doble-doble de 28 tantos y 11 rebotes, en otra de las tantas muestras de calidad sin recompensa que ha hecho esta campaña el pívot. Sin embargo, al finalizar el partido todos los focos apuntaban al mismo, a un Klay Thompson que, en 11 minutos y de tres en tres, presentó su aspiración a ser considerado el mejor dos de la Conferencia Oeste.