Secuelas de la final ACB

Laso es retirado tras ser descalificado en el partido del jueves/
Laso es retirado tras ser descalificado en el partido del jueves

El triunfo consolida la posición de Xavi Pascual en el Barcelona, al tiempo que debilita la de Pablo Laso en el Madrid

ALFONSO AZKORRETA

La línea que separa el éxito del fracaso es muy fina y de caducidad inmediata. Es un axioma que los profesionales disfrutan o padecen con plena consciencia. Esto es lo que ahora mismo puede estar pasando por las cabezas de Xavi Pascual, entrenador del victorioso Barcelona en la final ACB, y Pablo Laso, técnico del fracasado Real Madrid al que un subcampeonato siempre sabe a tierra. El catalán ha estado en la picota muchos meses esta temporada. El rácano juego barcelonista constrastaba con una plantilla de auténtico despilfarro. Hasta ahora. El jueves logró el título en una de las finales más anotadoras de la historia. Todo indica que Pascual seguirá para cumplir su octaba campaña en el Palau.

El caso de Pablo Laso se encuentra exactamente en las antípodas. Su veloz y valiente Real Madrid maravilló ocho meses para desmoronarse en el tramo decisivo, desde la derrota en la Final Four de Milán frente al Maccabi. Hasta hace muy poco tiempo se sucedían noticias sobre la regenerada capacidad del conjunto blanco de recuperar a su hinchada. Resulta complicado definir ahora dónde quedarán aquellas alabanzas, pero es más fácil suponer que la posición del lesionado entrenador vitoriano no es muy estable en una entidad volcánica para cualquier cosa que no sea ganar.

Lo anterior, y mientras el Madrid no ratifique a su técnico, coloca un cabo suelto sobre el mercado de entrenadores. Todavía hay varios equipos de la ACB sin poner un nombre a su primer responsable técnico. Sin ir más lejos, el Laboral Kutxa, que mantendrá cautela sobre cualquier movimiento hasta que no firme la rescisión con Sergio Scariolo por el año de contrato que le queda. Una negociación que se adivina delicada y cuya clave tal vez la más importante pasa porque el italiano encuentre un equipo de destino que le guste. El abanico de opciones se abre si se piensa que al transalpino no parece que le importe sobremanera el país donde pueda trabajar, pero se cierra al tener en cuenta que, lógicamente, aspirará a un club con proyección europea y de cierto caché.

Además del Baskonia, la necesidad de buscar entrenador acucia al Gran Canaria, Gipuzkoa Basket o Murcia en el campeonato ACB. De forma paralela, entrenadores como Pedro Martínez (ex del Herbalife) o Marcelo Nicola (que no seguirá en el Murcia), además de Scariolo, se encuentran a la espera de hallar un nuevo equipo.

En el capítulo de jugadores, la final ACB dejó también sus secuelas. Una de las más llamativas fue la de Maciej Lampe, cuyo rendimiento esta temporada puede calificarse de irregular, como mínimo. Empezó a carburar en marzo, con buenas actuaciones en la Euroliga y la ACB, para dar lo mejor de sí en la final de anteayer, con un triple en el último minuto que supuso la mitad del trofeo de campeón. Ha pasado de no tener futuro en el Palau a que haya muchas posibilidades de que cumpla el año de contrato (más otro opcional) que le queda en la Ciudad Condal.

Lampe y Mejri

El caso de Lampe no impide que otros compañeros hayan quedado retratados (Sada o Lorbek), al tiempo que Tomic da la impresión de que se irá a la NBA cuando le dé la gana. En el Real Madrid, la terna que le dio cuerda todo el año (Llull, Sergio Rodríguez y Rudy Fernández) se ha apagado en el momento más inoportuno. Pero no parece que los cambios en la plantilla madridista vayan en esta dirección, sino en la de otros actores secundarios, excepción hecha de Mejri.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos