TVE pierde el partido

Teledeporte desaparecerá./
Teledeporte desaparecerá.

La pública elimina el canal Teledeporte, cuyos contenidos se integrarán en La 2. El Consejo de Informativos denuncia "malas prácticas"

MIGUEL ÁNGEL ALFONSO

La apretada situación en la que se encuentra RTVE, con pérdidas de 716 millones de euros, empeora. Ayer se hicieron públicas las audiencias de junio. Otro batacazo para La 1, que acaba de registrar su mínimo anual con un 9,5%. Y el Consejo de Informativos publicaba un duro comunicado en el que mostraba su «preocupación por la situación de los telediarios». Dicen que la caída de las audiencias «tiene mucho que ver con las malas prácticas profesionales y con los errores en la valoración de las noticias» y que el resultado ha sido «la pérdida del prestigio y credibilidad de los informativos».

Además de las tensiones en la casa, una de las cosas que más preocupa ahora mismo al consejo de administración de RTVE es equilibrar la situación financiera. Si el viernes se anunciaba que la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) inyectaba 130 millones de euros para evitar su quiebra, ayer se hacía público el 'plan de eficiencia' diseñado por sus directivos para salir a flote. Y toca apretarse el cinturón.

La medida más llamativa es la desaparición del canal temático Teledeporte, cuyos contenidos como la retransmisión del Tour de Francia o la Liga de baloncesto ACB, entre otras competiciones internacionales, se mudan a la parrilla de La 2. Desaparecerá Teledeporte como canal independiente pero «la corporación estudiará la creación de un canal en 'streaming' dedicado íntegramente al deporte, en línea con las grandes cadenas públicas europeas». Lo que está por ver es si el canal online y La 2 son capaces de acoger todas las modalidades que ofrecía Teledeporte.

No es el único tijeretazo. Si a finales de 2013 se firmaba un convenio colectivo que suponía un recorte del 10% en gastos de personal, ahora «se reducirá la contratación temporal y la estructura directiva en un 5%, y se estudiará la aplicación de un programa de bajas voluntarias incentivadas amortizables». El objetivo es ahorrar 32,3 millones en 2014 y 34,9 millones en 2015.

El reto de Díaz

En medio de la tempestad, Ignacio Corrales, nombrado director de TVE en 2012, dimitió el lunes y con él se ha marchado también su segundo de a bordo, Alejandro Flórez. Según publicó ayer Vertele, ambos tenían la decisión tomada desde hace cuatro meses por la falta de libertad a la hora de tomar decisiones. Leopoldo González-Echenique, presidente de RTVE y principal valedor de Corrales, les habría convencido para que aguantasen. Sin embargo la situación se habría vuelto insostenible, por lo que han firmado su salida voluntaria.

El lugar de Corrales lo ocupa ya José Ramón Díaz, que desempeñó este cargo en 1999 y 2000. Su reto es recuperar a los espectadores: «Claro que tenemos que luchar por las audiencias, si no moriremos», declaró ayer a Vertele. Ha aceptado el cargo «por una cuestión sentimental».