RPK S. Coop: 45 años de trabajo en equipo

RPK S. Coop: 45 años de trabajo en equipo
Del emprendimiento de 19 personas en 1974, a un grupo industrial internacional con matriz cooperativa

A mediados de la década de los 70, en 1974, 19 personas profundamente emprendedoras y comprometidas fundan un proyecto cooperativo como alternativa en el sector del muelle. Son momentos sociales en los que una nueva forma de hacer empresa, la cooperativa, más democrática y solidaria, comienza a ser un fuerte referente en nuestro territorio y este es el modelo escogido en RPK para el impulso de su proyecto colectivo. Desde el comienzo tienen que trabajar duro para sacarlo adelante, pasando por momentos críticos, donde incluso la intervención de Caja Laboral es clave para impulsar el éxito que hoy conocemos en la cooperativa alavesa.

Actualmente RPK es un grupo industrial formado por plantas productivas en México, China, India, La Rioja y Tarragona, además de la cooperativa matriz en Gasteiz. Además, también cuenta con oficinas comerciales en Alemania y Estados Unidos, así como un Centro Tecnológico de primer nivel en Vitoria para el desarrollo e investigación de nuevas soluciones.

Ricardo Romo, director general del grupo, comenta que «en la actualidad más de 700 personas trabajan en nuestro grupo de forma directa y permanente, las cuales comparten el propósito de impulsar un proyecto socioempresarial cada día más eficiente y sostenible, industrialmente proactivo y que aporta valor a las sociedades en las que se implanta desde el modelo y los valores cooperativos. Por ello, además de en numerosos proyectos de transformación social con muchas entidades de formación, privadas y públicas, y asociaciones como Araski o Albaola, participamos también en startups alavesas, como por ejemplo Biogenetics y Optimus 3D».

Eficacia y autogestión

RPK Group trabaja en distintos sectores industriales, si bien al estar fuertemente vinculada a la automoción tiene en la eficiencia y la innovación sus principales retos. «Para poder sumar lo mejor de cada persona que conforma nuestro proyecto y poder así hacer frente a estos retos que la transformación del sector nos plantea, mediante la inteligencia colectiva, actualmente impulsamos la transformación y evolución cultural a un modelo más vivamente cooperativo y autogestionado donde cada persona pueda sentirse parte del proyecto socioempresarial y aportar en plenitud», sostiene Romo.

En torno a estos retos y para poder apuntalar la sostenibilidad del proyecto, se ha definido el plan estratégico 19-22 del Grupo, con cinco ejes distintos que nos permitan, en palabras de los directores del Centro Tecnológico Javier Gordo y del director comercial del Grupo, Kepa Arregui, «ser referentes como proveedores de soluciones innovadoras, de alta calidad y valor añadido para nuestros clientes y hacerlo traccionando no solo del mercado, generando prescripción en el mismo y estando en los foros de decisión, sino además siendo ejemplo de eficiencia y excelencia productiva».

En esta doble vertiente socioempresarial que señalamos, uno de los temas candentes, tanto en RPK S Coop como en el propio modelo cooperativo en nuestro territorio, es cómo el hecho cooperativo y su ejercicio puede responder o no a los retos que la actualidad nos plantea. En otras palabras, qué significa ser cooperativa hoy en día, cómo podemos hacer palanca socioempresarial de ello y cómo generar compromiso con el modelo colectivo en una sociedad en apariencia individualista y que vive en una mayor abundancia, a priori, que la acontecía en la fundación del modelo.

Josu Etxebarria, actual presidente de RPK S Coop, y Leire de Guevara, directora de Gestión Social, nos cuentan cómo la cooperativa alavesa está enfocando este reto. «Como cooperativa de trabajo asociado estamos enfocados a la construcción de una sociedad más cohesionada y más justa en una clara transformación social. No podemos ser ajenos a que vivimos una realidad donde los planteamientos más individuales están generado comportamientos de un alto coste en clave de sostenibilidad y equidad social. Por todo ello, tenemos que estar presentes en todos los foros que planteen una sociedad más justa y empoderar a las personas para que hagan frente a estos retos. Nuestra firma en la alianza alavesa por el desarrollo sostenible (ODS) es un ejemplo de ello».

Impulsar el cooperativismo

«Somos conscientes», prosiguen, «de la necesidad de impulsar el modelo cooperativo como modelo alternativo; por todo ello estamos generando diversas dinámicas para el fomento del modelo tanto en ámbitos escolares como empresariales. Esto significa toda una aventura. Ser cooperativista es una enorme responsabilidad llena de retos diarios en el que la gestión recae en las personas trabajadoras. Esto nos hace ser una empresa diferente, donde el trabajo predomina sobre el capital y el bien común tiene un peso enorme ya que protegerá el proyecto y su asentamiento. Nos hace ser personas dueñas de nuestros destinos y por lo tanto implica una grandísima responsabilidad en cada uno y cada una y de nuestros comportamientos. Ser cooperativista en RPK implica un desarrollo continuo».

De hecho, abunda Leire de Guevara, «para que esta responsabilidad pueda llevarse a término, este año estamos llevando a cabo, entre otros números proyectos societarios y operativos, un ambicioso programa de desarrollo cooperativo donde ahondamos en nuestros valores, cultura cooperativa, modelo de relación y autogestión personal y profesional que está dirigido a todas las personas de la cooperativa, para que les permita aportar en plenitud al proyecto, así como a los principales actores en nuestras plantas filiales. Estamos hablando de un proyecto de desarrollo y evolución cultural de más de 325 personas en todo el mundo, solo en este primer año, que unido con otros abordajes de proceso y gobernanza nos están permitiendo actualizar nuestra cooperativa y ser capaces de generar personas comprometidas, participantes e innovadoras desde sus distintas realidades culturales y operativas. En definitiva, refundar y actualizar el modelo cooperativo es posible, si nos comprometemos con ello».

Celebración con las familias

RPK S Coop cumplió el pasado 25 de mayo sus primeros 45 años. Y quiso hacerlo sustentada en la gratitud a cada una de las personas que construyeron y construyen el proyecto con una jornada muy especial de puertas abiertas a las familias. Todas ellas fueron pasando por el photocall, al igual que algunas invitadas de excepción, como la mascota, jugadoras y cuerpo técnico del RPK Araski. La cooperativa acompaña a este club para fortalecer el acceso de las mujeres a los foros en los que ellas decidan estar, como lo es la industria. Todos ellos compartieron risas, explicaciones del proceso productivo, juegos y una mañana, en definitiva, de personas construyendo futuro sociempresarial. El director general de RPK, Ricardo Romo, señaló que «nadie sabe lo que nos deparará el futuro, pero lo que sí sabemos es que si lo encaramos alineados y con entusiasmo, podremos formar parte del mismo y no habrá nada que nos detenga para poder cumplir, al menos, otros 45 años más».

Grupo RPK

Fundación:
1974
Plantilla:
Más de 700 personas
Plantas productivas
Vitoria-Gasteiz, La Rioja, Tarragona, México, China e India
Oficinas comerciales
Alemania y Estados Unidos
Centro Tecnológico
Vitoria-Gasteiz
Otros
Participación en proyectos y startups

RPK S.Coop

Dirección: Gamarrako Atea, 34, Vitoria-Gasteiz

Tel. 945 25 77 00

Web: www.rpk.es