ZORTZI BAT

Sería conveniente que en Vitoria se tuviese un mayor conocimiento de las cuadrillas que forman Álava y podamos valorar todos la diversidad del territorio

Vista aérea de Vitoria-Gasteiz./Jesús Andrade
Vista aérea de Vitoria-Gasteiz. / Jesús Andrade
Ramón Loza Lengaran
RAMÓN LOZA LENGARAN

Utilizo así la expresión porque, al margen de circunstancias de la historia, que lo mismo han sumado que han restado, la realidad evidencia, hoy, que Álava está formada por ocho cuadrillas, aunque una de ellas se mantenga en blanco. Siete u ocho, lo que quiero es hacer referencia a este lema y sacarle un poco de partido.

Es evidente que se dice, siete/ocho es una, porque el resultado de la asociación cuadrillera es la existencia de una sola entidad jurídico territorial, Álava. Las diferentes, muy diferentes cuadrillas que forman Álava, se juntan en una sola Álava.

Bien, esto es así pero, además, la idea puede reforzarse atendiendo a una realidad igualmente indiscutible. Álava la forman siete/ocho cuadrillas pero una de ellas es fundamentalmente Álava, la de Vitoria-Gasteiz. Donde se concentra, vamos a decirlo así, más de sus tres cuartas partes.

Hay algo que he descubierto a lo largo de mis andanzas enseñativas de Vitoria y Álava. Que muchos de los habitantes de Vitoria-Gasteiz ignoran cómo es su propia ciudad. No saben que Vitoria es Vitoria más un amplio espacio rural, estructurado en 63 entidades menores. Es precisamente esa situación, ya digo, tan peculiar y desapercibida, a pesar de que todos los años los vitorianos/as acuden a Olárizu a recordarla, la que me sirve de referencia para exponer lo que quiero.

Vitoria se comunica directamente con el resto de las cuadrillas a través de ese espacio rural. Cuando se sale de Vitoria-Gasteiz, por donde se quiera, se entra en Álava, pero se entra en concreto en una de sus cuadrillas, con la excepción de Ayala y Rioja. A veces no es nada fácil distinguir Vitoria de, por ejemplo, por el Oeste, la Cuadrilla de Salinas de Añana, o por el Este las de la Llanada alavesa o la de Campezo-Montaña alavesa.

En Vitoria-Gasteiz se funde buena parte del territorio de Álava pero, lo que digo, apenas se nota, apenas se sabe, apenas se valora así. Aún cuando la circunstancia es un valor en sí misma.

He hablado de la diversidad de las cuadrillas de Álava. Si no fuera por ese lugar de encuentro común que es Vitoria-Gasteiz sería difícil que se mantuviera el ‘zortzi bat’. La orografía y la historia o viceversa han hecho que la manera de vivir en Ayala, por ir al extremo, sea radicalmente distinta de la de Rioja. Y, sin embargo, ambas cuadrillas, son Álava. ¿Por qué? Porque están unidas por Vitoria.

El problema, desde mi punto de vista, es que algo tan obvio no es apreciado en su justo valor, precisamente, por los vitorianos. Hay muy poca presencia alavesa en Vitoria. Justo ahora, por San Prudencio, Álava se mostrará en Vitoria. Tendremos ocasión de visualizar a las cuadrillas en forma de neskas representativas, valoraremos esta realidad brevemente, pero, qué curioso, lo haremos en lugares diferentes; en el Ayuntamiento, por una parte, en la Diputación por otra.

Ya sé que lo que digo es una exageración pero también soy consciente de que las exageraciones son el preámbulo de la toma de conciencia de muchas cosas. Y también de la toma de decisiones. En este caso para que Álava y Vitoria escenifiquen de forma más evidente la vinculación de la que he hablado. Voy a dar alguna idea. De las mías, de las de no hacer caso, para ayudar a poner en marcha el proceso de acercamiento.

Labor en la capital

De alguna manera, se podría dividir el término urbano de Vitoria-Gasteiz. Habría una Vitoria-Gasteiz, una Vitoria-Llanada, una Vitoria-Añana, una Vitoria-Gorbeialdea, una Vitoria-Treviño, una Vitoria-Campezo, más una Vitoria-Ayala y una Vitoria-Rioja. Esto se podría visualizar en los planos y mapas de Vitoria-Gasteiz, repartiendo el espacio por colores, de acuerdo con los de cada cuadrilla. Identificando los distintos barrios con su cuadrilla correspondiente. Hace muchos años propuse algo de esto animando al Ayuntamiento a que utilizara las farolas para hacer este trabajo; ahora añado que todos elementos del mobiliario urbano: farolas, papeleras, contenedores, bolardos... sean útiles, por su diseño, por su color, en este sentido. Añado otra posibilidad, también para el paisaje, seleccionar una de las hermosísimas fuentes que tenemos en los pueblos de las cuadrillas, una, y reproducirla/instalarla en su zona coloreada correspondiente.

Termino. Algo se ha hecho en el sentido con el que termino. Mover a los estudiantes de cada cuadrilla. Llevarlos a conocer el resto de Álava. De una forma contundente. Con el tiempo necesario para que realmente se den cuenta de la existencia de las demás cuadrillas, de lo distintas que son, pero que como la suya forman parte de una sola Álava.