Las tormentas descargan en Álava y desploman los termómetros

La temperatura ha bajado 9 grados en poco más de una hora en Vitoria, donde una racha de viento ha alcanzado los 81 kilómetros por hora

Silvia Cantera
SILVIA CANTERA

Los pronósticos meteorológicos, esta vez, han acertado. Anunciaban fuertes lluvias para esta tarde y ya se han dejando notar en Álava. A las cinco de la tarde, el cielo de la provincia ennegreció para descargar precipitaciones intensas sobre amplias zonas del Territorio, acompañadas de fuertes rachas de viento. Euskalmet ha registrado en la capital alavesa una racha de viento de 81,1 km/h. a las 17.00 horas.

Una tormenta de lluvia y granizo ha caído sobre Vitoria, donde la temperatura se ha desplomado 9 grados en poco más de una hora. A las 16.10 horas los termómetros de la capital vasca marcaban la máxima del día, 22.5 grados, mientras que una hora y veinte minutos más tarde, a las 17.30 horas, el mercurio se quedaba en unos frescos 13,4. A esa hora, precisamente, los niveles de humedad se situaban al 99%. La estación de Areta registró 8,1 litros por metro cuadrado.

Registros meteorológicos registrados en la capital alavesa. La temperatura, en color rojo, ha caído en picado, la humedad (en verde), ha subido al 99% y se han registrado rachas de viento de 81 kilómetros por hora.
Registros meteorológicos registrados en la capital alavesa. La temperatura, en color rojo, ha caído en picado, la humedad (en verde), ha subido al 99% y se han registrado rachas de viento de 81 kilómetros por hora. / Euskalmet

La galerna también ha provocado que los termómetros se desplomen en Bilbao, donde en un intervalo de una hora, las temperaturas han descendido nueve grados y las rachas del noroeste han alcanzado los 65Km/h. En la costa vizcaína, concretamente en Punta Galea, se han registrado rachas de viento de hasta 86 km/h que van acompañadas de un brusco descenso de las temperaturas -en concreto, han caído 8 grados en solo 20 minutos- así como de fuertes precipitaciones. El Departamento de Seguridad del Gobierno vasco había activado un aviso amarillo por precipitaciones intensas entre las 17.00 y las 20.00 horas.

Las tormentas se extienden ahora por Bizkaia y Álava. Euskalmet advierte de que en algunas localidades las precipitaciones caerán en forma de granizo. Dos ejemplos, uno vizcaíno y otro alavés sirven como reflejo de la brusquedad de este cambio meteorológico. En Cerroja se han registrado 20,9 litros por metro cuadrado en una hora y en Tobillas se han alcanzado los 6,1 litros en tan solo diez minutos.

Euskalmet ha publicado un registro de a las cinco de esta tarde de los últimos diez minutos para mostrar que en Areta han caído 8,1 litros por metro cuadrado y que en Gardea se han contabilizado 7,6. En Bizkaia, la peor parte se la ha llevado Orduña, con 7,2 litros, y en Abusu las precipitaciones han alcanzado los 5,7.

En estos momentos el giro de viento y las tormentas se están aproximando a Gipuzkoa, donde no tardarán en «refrescar notablemente el ambiente», según advierte la Agencia Vasca de Meteorología.

Noticias relacionadas