Vitoria se queda sin una ayuda de la UE para recuperar las graveras de Lasarte

Vista de las graveras de Lasarte. /J. ANDRADE
Vista de las graveras de Lasarte. / J. ANDRADE

La oposición acusa al equipo de Gobierno de no haber actuado con diligencia para lograr 5 millones de euros, mientras que éste se defiende con que «era un concurso con muchas ciudades en liza y posibilidades limitadas»

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

El proyecto para recuperar la zona degradada de las graveras de Lasarte, el denominado parque Larragorri, se ha quedado fuera de una convocatoria-concurso de subvenciones europeas al que se presentó el Ayuntamiento para obtener financiación. La actuación, que proyecta llevar a la zona un plan anti-riadas así como la creación de un campo para regatas o piragüismo, entre otros atractivos lúdicos, «se presentó por el gobierno municipal como un proyecto estratégico que cerrará el Anillo Verde y actuará contra las inundaciones. Esperaban conseguir hasta 5 millones, pero los expertos de la UE lo han rechazado», ha desvelado este martes el grupo municipal del PP. La respuesta del equipo de Gobierno es que «no hemos perdido nada, sino que nos presentábamos a una convocatoria con muchas ciudades en liza y con posibilidades limitadas de quedar entre las seleccionadas. Lo dijimos desde un principio».

Enmarcada en la convocatoria de Urban Innovative Actions, la ayuda ha sido denegada «por falta de innovación a la hora de presentar el proyecto», ha señalado el concejal popular Alfredo Iturricha, quien censuró que el equipo de gobierno «no ha sido transparente», ya que presentaron el proyecto «a bombo y platillo, y ahora de tapadillo hemos conocido el rechazo de la ayuda». «Este proyecto es un fiasco», ha lamentado. En respuesta, el concejal de Medio Ambiente, el jeltzale Iñaki Prusilla, ha señalado que «son premios a proyectos en los que se opta a una ayuda en que no se puede dar por hecha. Por lo tanto, no hemos pedido nada ni perdido nada».

Terrenos contaminados

La falta de avances en el proyecto ha suscitado también las críticas de otras formaciones. «Ha habido inacción del equipo de gobierno. Llevan 3 años hablando de Larragorri, pero queremos hechos. Realicen las expropiaciones necesarias para lanzar el proyecto», ha conminado Aitor Miguel, de EH Bildu. «El suelo está contaminado de arsénico, y hay que actuar en la zona, tomar medidas. Va a acabar la legislatura, y no se va a hacer nada. Háganlo ya», ha instado, por su parte, el portavoz de Irabazi, Óscar Fernández.

Prusilla ha argumentado que las intervenciones requieren «unos procedimientos que estamos a punto de culminar. Nos hubiese gustado acabar cuanto antes con la modificación del Plan General y las expropiaciones». Estas últimas, a las que se pretenden destinar 450.000 euros, se tratarán de realizar «de la manera mas ágil, se intentará adelantar plazos». El responsable municipal ha añadido que los técnicos están trabajando y analizando la manera para realizar una descontaminación «que no sea al uso sino con otro tipo de técnicas» que sean más sostenibles.