Te enseñamos cómo es el Bus Expres que rodará por Vitoria en 2020

Los vitorianos pueden conocer de cerca el BEI. / Rafa Gutiérrez

Los primeros visitantes dan el visto bueno al BEI, del que destacan su «espacio», «belleza» y la entrada de «mucha luz»

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

El 'bus express' ha abierto en la calle Postas sus puertas al público después de realizar su primer recorrido por Vitoria. Tras el exhaustivo examen a su llegada -la gente lo observaba de arriba a abajo y de izquierda a derecha- tocaba probarlo por dentro. «Acabamos de entrar y es muy bonito. Es un cambio radical», compartía Mari Carmen Parra, sin dejar pasar por alto ningun detalle. «Mira, el suelo es de madera», añadía su nieta Naroa Moreno.

La ciudad poco a poco va familiarizándose con el BEI. «Es más espacioso que los que tenemos ahora», se comentaba en los corrillos que se han ido generando tanto en sus pasillos interiores como en la calle. «Tiene muchas ventanas, lo que permite que entre mucha luz. Y, además, tiene rampa, cosa que los de ahora no tienen», comentaba Gisela Cobos, que lo agradeció para acceder con su carrito de bebé.

«Había que renovarse. Es un cambio positivo, se merece un 10», aplaudía Vega Blanco que es usuaria, precisamente, de la Línea 2, recorrido que realizará desde el verano que viene. Aunque, el autobús no se ha salvado de las críticas tras el primer análisis. «Por fuera es muy bonito, pero por dentro no me termina de convencer», opinaba Pablo Uriarte. Algunos, incluso, lo comparaban con el tranvía. «La ventaja es que este puede ir por donde quiera», reía José Antonio Fernández, que ya realizaría un primer cambio. «En los espacios para carritos de bebés y minusválidos pondría asientos plegables para los acompañantes», sugería.

En los asientos también se ha fijado Armando Ortiz de Olea: «Son muy fríos, de metal y plástico. Esto en invierno...», comentaba entre los primeros 'viajeros'. A pesar de ello, su valoración era positiva. «Hay autobuses que ya están muy viejos, esto puede animar la gente a usar más el transporte público», aplaudía.