Vitoria instalará 118 contenedores para el reciclaje de aceite usado

Los nuevos depósitos se distribuirán en los próximos días por los barrios de Vitoria./S. López de Pariza
Los nuevos depósitos se distribuirán en los próximos días por los barrios de Vitoria. / S. López de Pariza

Cada uno de ellos tiene capacidad para 900 litros y se distribuirán entre esta semana y la próxima por todos los barrios de la ciudad

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Nuevo paso en materia de reciclaje. El Ayuntamiento de Vitoria ha comenzado la instalación de 118 contenedores para la reutilización de aceite de cocina usado. Se distribuirán por todos los barrios de la ciudad y cada uno de ellos tiene capacidad para 900 litros. Los ciudadanos los reconocerán por el color naranja y para su correcto uso, deberán depositar el aceite en botellas de plástico cerradas.

Vitoria recicla anualmente 50 toneladas de aceite vegetal a través de los contenedores específicos de los garbigunes y el punto verde móvil. Con este nuevo sistema se pretende triplicar esa cifra, un objetivo factible «ya que así ha sucedido en otras ciudades en las que ya se han implantado estos contenedores», ha subrayado la concejala de Territorio y Acción por el Clima, Ana Oregi. «Europa avanza con directivas cada vez más exigentes en materia de gestión de residuos y Vitoria debe continuar esa senda. Queremos llevar a cabo una gestión cada vez más eficiente, inteligente y orientada al residuo cero», ha agregado Oregi en una de sus primeras apariciones públicas como nueva integrante de la Corporación municipal.

Todos los contenedores serán accesibles a personas con movilidad reducida ya que cuentan con una abertura especial a 90 centímetros del suelo. Además, se habilitará un listado en la web municipal para que todos los ciudadanos conozcan las ubicaciones de los nuevos depósitos, que también se colocarán en formato más pequeño en haurreskolas, centros cívicos o residencias de mayores. El punto verde móvil seguirá en funcionamiento ya que se espera que cada vez sean más los que reciclen, por lo que ambos recursos tendrían la suficiente demanda. La empresa Eko-Gasteiz será la que gestionará el servicio durante cuatro años, se encargará de reciclar el aceite y convertirlo en materia prima.

El recurso se instala por fin en la capital alavesa desde que comenzara el proceso en 2013, un proceso que se ha alargado en el tiempo tras un largo litigio en los tribunales entre las compañías que licitaron al concurso. «El aceite de cocina usado es uno de los contaminantes más peligrosos y agresivos con el medio ambiente. Un litro de aceite contamina más de 1.000 litros de agua», ha concluido Ana Oregi.