Vitoria se compromete a agilizar los trámites para que empiece la construcción del colegio Aldaialde

Patio y barracones donde reciben los alumnos del colegio Aldaialde provisionalmente./Rafa Gutiérrez
Patio y barracones donde reciben los alumnos del colegio Aldaialde provisionalmente. / Rafa Gutiérrez

Hasta 14.000 metros se pondrán a disposición del Gobierno vasco para edificar la escuela en ella

Judith Romero
JUDITH ROMERO

La Asociación de Madres y Padres de la escuela pública Aldaialde ha comparecido en el pleno municipal este miércoles para exponer la situación de bloqueo en la que se encuentra la parcela donde se erigirá el colegio. Denuncian que sus hijos siguen estudiando en unos barracones instalados en Mariturri a la espera de que la escuela definitiva se construya en Borinbizkarra. Deben desplazarse dos kilómetros hacia esta ubicación provisional cada día y los niños no cuentan con un centro cuya parcela iba a reparcelarse en julio de 2016.

«Necesitamos que las obras empiecen lo antes posible porque en dos años no vamos a caber en estos barracones», han señalado los miembros de la Ampa este miércoles tras recordar que la reparcelación del sector 1 de Borinbizkarra se ha atrasado en varias ocasiones. «El Gobierno vasco dice que entregará el proyecto a principios de mayo, pero 1.000 metros de esta parcela siguen bloqueados», han añadido los aitas. El colegio Aldaialde cuenta con un proyecto de 15.000 metros cuadrados, pero 1.000 pertenecen a propietarios privados, lo que complica la ejecución de la obra.

Por su parte, el equipo de Gobierno ha afirmado que la semana pasada se requirió al Gobierno vasco para que adaptara el proyecto a los 14.192 metros de superficie restante. «La manera más rápida de edificar el colegio es adecuar el plan a la parcela actual de 14.192 metros y conceder la licencia a la mayor celeridad posible», ha afirmado la concejala de Urbanismo Itziar Gonzalo. Los 1.000 metros restantes corresponderían a zonas verdes y de aparcamiento, por lo que en principio no afectarían al propio edificio educativo.

Unanimidad

Los padres del colegio público Aldaialde temen que en su centro se repita la situación de la escuela Errekabarri, que aún no tiene garantías para estrenar el colegio que llevan esperando durante años el próximo curso. «El Gobierno ha perdido 635 días en los que los niños podrían no haber estado en barracones», ha señalado Iratxe López de Aberasturi, concejal de Eh Bildu. «Tiene que quedar claro que la titularidad es municipal, no puede ser que se diga que la reparcelación se va a aprobar en una fecha distinta cada vez», ha añadido el popular Miguel Garnica. También se ha acordado informar a los padres sobre los avances en la tramitación.