Una caña a la salud de Nahia

La iniciativa ha logrado reunir a casi todos los cerveceros vitorianos por una buena causa. /Igor Aizpuru
La iniciativa ha logrado reunir a casi todos los cerveceros vitorianos por una buena causa. / Igor Aizpuru

Ocho bares de Vitoria y otros tantos cerveceros alaveses organizan un poteo solidario el 5 de enero con el objetivo de recaudar 3.000 euros para los tratamientos médicos de la pequeña Nahia García Gerbolés

Sergio Eguía
SERGIO EGUÍA

Oro incienso y birra. Los magos de la cerveza alavesa vienen cargados de ilusión solidaria en este 2018. Solo falta que les echemos una mano. El 5 de enero tómate una caña a la salud de Nahia. Ocho bares de Vitoria, todos ellos especializados en cerveza artesana, ponen su barra a disposición de otros tantos cerveceros alaveses, que aportan la cerveza, con el objetivo de recaudar dinero para los tratamiento médicos que necesita Nahia García Gerbolés, la niña vitoriana con una rara variante de epilépsia ('Eses', según las siglas de la enfermedad en inglés), y que se ha visto obligada a recurrir a la sanidad privada. Osakidetza no le ofrece, por el momento, un tratamiento adecuado a su dolencia.

El objetivo es recaudar 3.000 euros. El precio de cada una de las cañas que nos tomemos el viernes se destina íntegramente a Nahia. Y son precios populares para la calidad de la cerveza que se sirve: 3,5 euros la copa de 0.3 centilitros. El funcionamiento será igual en todos los locales. Solo se servirán cañas -ni zuritos, ni pintas- y el precio será 3,5 euros en todos los bares, aunque la birra varía de uno a otro. El que quiera puede hacer ruta.

Pello y Blanca con su hija Nahia. Lograr un tratamiento lo antes posible es primordial porque la solución se complica cuando los niños crecen.
Pello y Blanca con su hija Nahia. Lograr un tratamiento lo antes posible es primordial porque la solución se complica cuando los niños crecen. / E. C.

Así que tampoco habrá límites en el dinero que se logre reunir para pagar los costosos tratamientos y traslados de Nahia a Madrid y Barcelona. Si algún cliente quiere aportar más, en los bares se contará durante todo el día con huchas en las que pagar directamente el pote y aportar la voluntad.

#todosconnahia

Los bares que participan en la iniciativa solidaria #todosconnahia son Guernica ( Pintorería, 19), La Grange (Músico Mariano San Miguel, 1), Kitsch (Cantón de San Francisco Javier, 2), Ordi (Florida 39), Abisinia (Kutxa, 2), Falken (Landázuri, 15), Basajaun (Portal de Foronda, 20) y Kupela (Fueros, 3).

Y los productores que se han sumado participar: Baias, que pinchará la imperial IPA en el Kupela; Udabeer que lleva la american porter Itzal a Abisinia; Saltus coloca su Aztikeri en Basajaun; Garagart ofrece la black ipa Gautxori en Kitsch y Brew&Roll estará en Guernica con una ipa monovarietalde mosaci elaborada para el Pub Drop de Donostia.

Byra va con su Omega al Ordi; la distribuidora Brewgast cede un barril de Dougall's IPA8 a La Grange y Falken, lógicamente, pincha una de sus propias recetas en su Beer Club. No hay excusa para que la víspera de Reyes no disfrutamos de la noche como tales.

La enfermedad de Nahia

A la dura enfermedad que sufre Nahia y que, entre otros males, le impide hablar se suma la inexplicable indefinición de la sanidad pública vasca a su tratamiento. El pasado mayo, Blanca y Pello G(los padres de Nahaia) hacían un último llamamiento a las instituciones. «No podemos seguir así», clamaban.

Nahia sufre el síndrome de encefalopatía epiléptica con estado epiléptico durante el sueño. En la clínica Teknon de Barcelona se la ha sometido a una serie de pruebas para determinar si su malformación es operable. «Aunque fuera así, nosotros no lo podemos afrontar económicamente. Ya no podemos seguir».

Desde que los padres de Nahia detectaron que algo le pasaba a su hija -porque no hablaba- comenzaron una peregrinación por consultas médicas. Además de a sus especialistas correspondientes en Osakidetza, acudieron a otros en Navarra y, finalmente, asesorados por la asociación TEL de personas con trastornos en el habla, a la clínica barcelonesa, donde es atendida y sometida a pruebas y tratamiento desde abril del 2016.

Cientos de vitorianos y varias empresas de la ciudad se han prestado a ayudar a los padres de Nahia en la diferentes inicitivas pra recaudar fondos

Los viajes y la asistencia médica en Barcelona se convirtieron en un problema para la familia, que en diferentes momentos se ha visto gratamente sorprendida por una ola de solidaridad para ayudarles. El padre, Pello, creó una página en Facebook en la que relata el caso de su hija, grabaron un vídeo, Blanca vendió pulseras con la ayuda de otras madres del colegio de Nahia, el gimnasio K2 organizó sesiones de spinning para recaudar fondos,  La Tuna del Distrito Universitario de Vitoria ofreció un concierto benéfico y se han realizado varios mercadillos y actos solidarios durante todo 2017 en distintos puntos de Vitoria. Recientemente, Baskonia y Alavés se han involucrado tambiñen en la ventaq de las pulseras solidarias. Se las hemos visto a varias de las estrellas del Buesa y Mendi.

Todo eso les ha ayudado y ellos están «muy agradecidos», pero su lucha, tanto en esos momentos como ahora, se centra en conseguir que Osakidetza atienda su demanda. «Sólo pedimos que deriven a Nahia a un hospital público», explica la madre. En principio, se refieren al hospital infantil Sant Joan de Déu de Barcelona, referencia tanto para casos de oncología como de epilepsia. «Pero nos da igual ese que otro en Madrid o donde sea si tienen los medios necesarios», añade.

Esperando una respuesta

Mientras esperan la respuesta del Departamento vasco de Salud, los padres de Nahia han planteado su caso también al Ararteko, «pero tampoco nos ha respondido aún». Asimismo, han contactado en Madrid con una chica «que tiene una niña con un síndrome muy parecido». Ella pertenece a un colectivo que cuenta con un comité médico «al que le hemos enviado los informes de Nahia para que los valoren».

Osakidetza, por su parte, está «evaluando la solicitud de los padres», explicaron a este periódico desde el Departamento de Salud. El criterio inicial de este servicio es no enviar fuera de Euskadi a pacientes que pueden ser tratados aquí con garantías pero, de cualquier forma, en este caso han demandado «una segunda opinión al servicio de neuropediatría del Hospital Universitario de Donostia» antes de ofrecer una respuesta definitiva. en la que se encuentra.

El cartel de la acción solidaria.
El cartel de la acción solidaria.

 

Fotos

Vídeos