Vitoria analizará el estado de la estructura de Mendizorroza antes de autorizar su reforma

El nuevo diseño de Mendizorroza destacará por su forma ondulada y contará con 27.070 asientos. /E. C.
El nuevo diseño de Mendizorroza destacará por su forma ondulada y contará con 27.070 asientos. / E. C.

Urbanismo «realizará o encargará» el trabajo a petición de Hacienda para «contrastar» las patologías detectadas por el Alavés

Iosu Cueto
IOSU CUETO

El Ayuntamiento realizará un estudio sobre el estado de la estructura de Mendizorroza para confirmar las patologías detectadas por el Alavés en sus estudios previos. Así lo ha asegurado este lunes la concejala de Urbanismo y teniente de alcalde, Itziar Gonzalo, a pregunas de la oposición sobre los contactos que mantiene el Gobierno municipal con el club albiazul para iniciar la tramitación que dará luz verde a las obras. La edil jeltzale ha asegurado que el estudio técnico se hará aunque no ha podido precisar si será «con medios propios de Urbanismo» o si el Consistorio contratará a una empresaexterna.

Como avanzó en exclusiva EL CORREO a principios de mes, el Alavés pretende transformar el recinto en un platillo ondulado coronado por una cubierta vanguardista. El plan incluirá un anillo VIP y permitirá elevar su capacidad hasta los 27.070 espectadores. La ampliación consistirá en un aumento de 7.230 personas sobre el aforo actual, y podrá alcanzar en el futuro las 32.000 butacas sin necesidad de una reforma adicional. El equipo albiazul ha fijado su ambiciosa meta entre 2022 y 2023, aunque este plazo dependerá del desarrollo de una obra que exigirá una compleja tramitación administrativa.

En su plan de remodelación y ampliación de Mendizorroza, el Alavés recoge una primera fase de «refuerzo de la estructura» para este mismo verano, que no necesitaría de ninguna modificación urbanística y que, por lo tanto, no corre riesgo a la hora de salir adelante. No obstante, los grupos municipales de EH Bildu e Irabazi han preguntado al Gobierno en la comisión de Urbanismo qué tipo de obra necesita el estadio, dejando al margen los «informes visuales» previos. El edil abertzale Félix González ha recordado que, según la documentación que figura en el expediente municipal sobre el proyecto, el director del Departamento de Hacienda, Vidal Gorostiaga, solicitó en un documento un análisis técnico que permita conocer la necesidad de ciertas actuaciones, como el refuerzo del armazón del campo. Este estudio, ha agregado el concejal, podría determinar si hace falta llevar a cabo unas actuaciones u otras lo que, evidentemente, tendría consecuencias directas en el presupuesto final de la intervención, que hasta ahora se ha fijado en 54 millones. De ellos, el Alavés se haría cargo del 60% de la inversión (32 millones), mientras que el 40% restante (22 millones) correría a cuenta del Ayuntamiento (8), la Diputación (7) y el Gobierno vasco (7).

La concejala de Urbanismo ha confirmado que el director de Hacienda ha solicitado a Urbanismo «que se verifiquen algunas patologías que hay que contrastar», algo que el Ayuntamiento va a atender. Eso sí, no ha concretado plazos porque el Gobierno desconoce quién hará el trabajo. «Si tenemos capacidad y tiempo, lo haremos con medios propios», ha dicho. Lo que sí ha reiterado es que «no hay ningún proyecto constructivo» entregado de forma oficial, sino que se han mantenido «contactos» con los representantes del club.