Visitas guiadas, arte y proyectos sociales para celebrar el Año Jubilar Mariano en Vitoria

Visitas guiadas, arte y proyectos sociales para celebrar el Año Jubilar Mariano en Vitoria

Los actos para conmemorar los 50 años de la consagración de la Catedral de María Inmaculada comienzan este viernes con la apertura de la puerta santa

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Este viernes comienza en Vitoria la celebración de un Año Jubilar Mariano cuando se cumplen 50 años de la consagración de la Catedral María Inmaculada. Desde la Diócesis se han organizado misas especiales, apoyo a proyectos sociales, nuevas visitas a la catedral o una exposición con material inédito. «Es una ocasión de crecimiento y comunión para toda la Diócesis. Un momento de júbilo y para salir al encuentro de todos», ha señalado el obispo Juan Carlos Elizalde.

El lema escogido para este año de celebración es 'Con María, salimos al encuentro', una invitación a todos los creyentes para tender puentes mientras se celebra el III Plan Diocesano de Evangelización. «Queremos ser una iglesia samaritana, en contacto con la sociedad y que cree puentes. No una iglesia encerrada en sí misma, y para ello es fundamental salir al encuentro de quien más lo necesita y reparar lazos que pueden estar rotos o estropeados», ha subrayado Elizalde.

El acto de apertura del Año Jubilar tendrá lugar este viernes a partir de las 17.30 horas en el Convento de la Inmaculada. Desde allí se iniciará una procesión hasta la Catedral Nueva, donde tendrá lugar el rito de apertura de la Puerta Santa. El acceso elegido es la puerta derecha que da acceso a la nave central. A continuación se celebrará una misa pontifical, la primera de las eucaristías jubilares que tendrán lugar durante 2019 en la catedral y en la cripta todos los sábados y domingos a las 12.30 horas.

Los proyectos sociales serán otra de las patas de la conmemoración de estos 50 años de la consagración de María Inmaculada, un acto presidido el 24 de septiembre de 1969 por el cardenal Dell'Acqua en presencia del dictador Francisco Franco. A lo largo del próximo año se impulsarán de manera especial dos iniciativas orientadas al empoderamiento de la mujer. La primera de ellas está coordinada por Cáritas y es un curso de habilidades sociales y promoción laboral en tareas básicas de atención domiciliaria. «Está dirigido mayoritariamente a mujeres e inmigrantes con escasos recursos económicos. Es un colectivo con una sensibilidad especial para el cuidado y las tareas con personas mayores o con dependencias pero que no pueden acceder a estos trabajos por falta de formación y barreras del lenguaje», ha explicado Maite Sebal, directora de Cáritas Vitoria.

El otro proyecto se concreta en el apoyo a la diócesis de Lubumbashi (República Democrática del Congo) en la labor que realiza en la Casa Kilela Balanda. Se trata de un centro de acogida y atención a mujeres embarazadas y madres con niños pequeños en la que se les ofrece atención médica, alimentación y una educación para los pequeños. Las mujeres reciben además una formación profesional para contribuir a su independencia.

Una exposición inédita

En el terreno cultural, se han preparado una serie de actividades que tienen como objetivo atraer visitas a la Catedral Nueva y su espectacular Museo Diocesano de Arte Sacro. Se realizará una visita especial a las dependencias del museo de una duración de 45 minutos y para grupos reducidos de 25 personas máximo. Las visitas, para las que será necesario inscripción previa, comenzarán este domingo y se desarrollarán todos los sábados y domingos a las 11.30 horas. Los participantes tendrán la oportunidad de recorrer las diferentes naves del edificio, comprender qué se celebra durante el Año Jubilar y visitar las colecciones de pintura barroca, el retablo plateresco o la imagen de la Virgen Blanca.

Ya en primavera se inaugurará una exposición en la gran vitrina de 30 metros ubicada en el cuerpo de la catedral que recogerá material inédito. Allí se mostrará material fotográfico nunca visto de hace 50 años, planos originales de los arquitectos Javier de Luque y Julián de Apraiz y objetos artísticos relacionados con la historia del templo.

Para endulzar la celebración, las Hermanas Clarisas del Convento de la Inmaculada prepararán durante todo el año una edición especial de uno de sus dulces típicos que venderán en el edificio de la plaza General Loma. Los pastelitos todavía no tienen nombre pero a partir de este viernes se pondrá en marcha un sorteo a través del Instagram de la Diócesis de Vitoria para encontrarles una denominación. La Diócesis se acerca así a los más jóvenes a través de las redes sociales, y entre todos los que participen se sorteará un dulce premio.

 

Fotos

Vídeos