Varios barrios de Vitoria sufren una nueva oleada de robos en viviendas

Agentes de la Policía Local realizan un control en una de las salidas de Vitoria debido a una oleada de robos en viviendas. /Igor Aizpuru
Agentes de la Policía Local realizan un control en una de las salidas de Vitoria debido a una oleada de robos en viviendas. / Igor Aizpuru

Los asaltos se han registrado en horario diurno y siempre sin moradores en las casas desvalijadas

David González
DAVID GONZÁLEZ

Cada vez que arranca el verano, lo hizo oficialmente hace diez días, se dispara de manera exponencial el riesgo de los robos en viviendas. Sucede todos los años. Y éste no ha sido una excepción. Según ha sabido este periódico de fuentes policiales, ladrones especializados ya pululan por Vitoria.

Su presencia se ha dejado sentir desde el jueves. Las denuncias presentadas en las comisarías de la Policía Local y de la Ertzaintza muestran que sus golpes se han concentrado -hasta la fecha- en tres barrios; Txagorritxu, Judimendi y Lakua.

Los asaltos se han registrado en horario diurno. Siempre sin moradores en las casas. Una tónica habitual desde hace un tiempo en este tipo de delincuentes.

Marchan en grupos de dos o tres personas. Primero hacen rondas de reconocimiento. Cuando tienen claro qué objetivos atacar, llaman a los porteros automáticos. Si nadie contesta, se las ingenian para superar el primer muro; los portales.

Uno se queda en la calle. Es el centinela. El otro u otros suben a los pisos que saben vacíos. A veces hasta colocan parches en las mirillas de las puertas de entrada de los domicilios contiguos. Para que nadie les pueda identificar. Fuerzan la cerradura y acceden.

«Se están llevando dinero y joyas. El resto apenas lo tocan», deslizan fuentes policiales consultadas por EL CORREO. Un ordenador, por ejemplo, dejaría rastro y podría incriminarles. De nuevo en la calle, entregan el botín al vigía, encargado de dejarlo a buen recaudo. Generalmente en algún coche aparcado por la zona.

Por el 'modus operandi' usado para forzar las puertas de entrada, tanto Policía Local como Ertzaintza saben que, al menos, estarían actuando ahora en Vitoria «dos grupos diferentes». En este punto, inciden agentes especializados, «la colaboración ciudadana es vital. Si ve a alguien sospechoso en su edificio llame al 092 o al 112».