Urtaran: «Hay que limitar los salones de juego y evitar que abran junto a los colegios»

Vitoria cuenta en estos momentos con una treintena de salones de juego./Avelino Gómez
Vitoria cuenta en estos momentos con una treintena de salones de juego. / Avelino Gómez

El alcalde exige al Gobierno vasco que acote las autorizaciones y que sancione a los locales que dejen entrar a menores ante la posibilidad «de que se creen adicciones»

Iosu Cueto
IOSU CUETO

El alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, salió este viernes al paso para exigir al Gobierno vasco, liderado por su propio partido y competente en la materia, que sea «más restrictivo» con la apertura de salones de juego. El regidor jeltzale manifestó su «preocupación» por la proliferación de locales destinados a las apuestas deportivas en la ciudad, que ya rondan la treintena. La inquietud municipal es mayor ante los establecimientos que han abierto «en el entorno de los colegios». El 'boom' de este tipo de negocios ha hecho saltar todas las alertas por su poder para 'enganchar' al público joven. Los alaveses se dejan ya unos 60 millones de euros en apuestas deportivas al año, lo que significa un incremento del 22%. La zona centro, la periferia del Casco Viejo y barrios como Coronación, El Pilar o Judimendi han asistido a las últimas inauguraciones. El proyecto para abrir otro establecimiento en la calle Labastida, cerca del instituto y del centro cívico de Zabalgana, también ha despertado los recelos de la asociación vecinal, que recuerda que el distrito ya cuenta con un local de este tipo.

La presión sobre esta expansiva oferta de hostelería, tragaperras y apuestas deportivas se ha elevado hasta el punto que las juventudes de la izquierda abertzale han reivindicado esta semana el ataque a una sala de juegos de Coronación, el segundo en pocos días tras otro realizado en Adurza. Una de las preguntas clave en esta polémica es si se debe poner coto a estas iniciativas empresariales cuando existe una nutrida oferta online accesible desde cualquier móvil.

El alcalde intervino en este debate ciudadano para dejar clara su postura. Urtaran dijo que al Gobierno municipal «le preocupa» que la proliferación de casas de apuestas tenga «consecuencias negativas en la salud pública ante la posibilidad de fomentar adicciones» y anunció tres medidas.

Proliferación excesiva

La primera ya está en marcha. El Ayuntamiento ha enviado una solicitud a la Dirección de Juegos y Espectáculos del Departamento de Seguridad del Gobierno vasco para pedirle «que sea más restrictiva» con estas actividades a fin de «evitar su excesiva proliferación tanto en esta ciudad como en todo Euskadi». A su juicio, el propio Reglamento General de Juego introduce un criterio de discrecionalidad que posibilita esa restricción.

En paralelo a esta labor de contención, Vitoria dará «un paso más» que llevará más tiempo. La ciudad va a «estudiar la posibilidad de regular los usos y la restricción y localización de este tipo de locales» mediante la planificación urbanística. El objetivo, recalcó Urtaran, es «evitar su presencia en zonas sensibles como las próximas a centros escolares». El alcalde eludió plantear una distancia mínima de separación para dejar abierto este debate.

En tercer lugar, Vitoria pedirá a Juegos y Espectáculos y a la Ertzaintza «que se intensifique el control» para «sancionar» a los locales que permitan la entrada de menores. Consciente de que sus palabras podrían molestar a los promotores de estos salones, Urtaran aclaró que «yo no digo que no tenga que haber bingos, salones de apuestas o de juego. No vamos en contra de estos establecimientos. Pero hay que ponerles unos límites».

 

Fotos

Vídeos