Urtaran y el PP acercan posturas para reeditar su acuerdo fiscal

El carné deportivo ha subido un 6% este año y el Gobierno PNV-PSE quiere que se incremente otro 2% en 2019. /Rafa Gutiérrez
El carné deportivo ha subido un 6% este año y el Gobierno PNV-PSE quiere que se incremente otro 2% en 2019. / Rafa Gutiérrez

Los populares exigen blindar la congelación del IBI y cambios en la Plusvalía, mientras que el resto de grupos se distancian del Gobierno

Iosu Cueto
IOSU CUETO

Casi dos semanas después de que el PP ofreciera al Gabinete Urtaran llegar a acuerdos estratégicos sobre el soterramiento del tren o la ampliación del tranvía durante el Debate General de Política Municipal, el principal partido de la oposición volvió a mostrarse ayer como la opción más factible para que el Gobierno PNV-PSE apruebe los impuestos, tasas y precios públicos de 2019. De cristalizar el acercamiento, Vitoria reeditaría el pacto alcanzado para este año, con la dificultad añadida de que sería el último de la legislatura. El apretón de manos supondría también la segunda renuncia consecutiva del Ayuntamiento a elevar sus impuestos. Este año se tocó el de Vehículos, pero para bajarlo un 2,5%. Aunque la concejala de Hacienda, Itziar Gonzalo, tendió la mano «a todas» las formaciones, tanto EH Bildu como Podemos e Irabazi marcaron distancias tras escuchar su propuesta de plancha fiscal, que calificaron «de derechas». De hecho, anunciaron que en el debate de septiembre intentarán «darle la vuelta» a través de numerosas enmiendas.

El Gabinete Urtaran pretende congelar los impuestos y subir un 2% -lo que equivale al incremento del precio de la vida- las tasas y precios públicos, como las basuras, la OTA, el carné deportivo o las escuelas infantiles. El recibo del agua no está incluido en la tabla porque se tramitará «de forma independiente», a la espera de los cambios previstos en la norma foral que regula este servicio, explicó Gonzalo. Y en lo que respecta al Impuesto de Actividades Económicas, la edil apostó por mantener las bonificaciones para las empresas que facturas entre 1 y 2 millones, que no obstante se reducirán del 50% al 25%, tal y como acordó el año pasado con el PP. También se estrenará una 'tarifa plana' opcional para poder dividir el abono de los recibos más comunes en 10 cuotas mensuales.

La propuesta

5,4
euros más por familia en todo el año supondrá la propuesta del Gabinete Urtaran para 2019, según los cálculos del Gobierno.
Congelación.
Se plantea en los impuestos: IBI, Vehículos, Plusvalía, IAE y Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO).
Subidas.
Del 2% en las tasas y precios públicos. Es el caso de las basuras, la OTA, el carné deportivo o las escuelas infantiles.

Esta fórmula supondrá un incremento medio «de 5,4 euros por familia» en todo el año, dijo la concejala de Hacienda. Esta subida se dividiría en dos subidas: 4,15 euros del carné deportivo y 1,26 de las basuras. Ambos recibos subirían un 2%.

Pagar «por 10 euros»

Dado que la teniente de alcalde deberá lograr el apoyo de al menos uno de los principales partidos de la oposición -el PP o EH Bildu- para sacar adelante su proyecto, ambos grupos adelantaron sus exigencias de cara al debate de septiembre. El popular Manu Uriarte anticipó que participará «de forma constructiva», aunque puso sobre la mesa dos cuestiones. La primera, que el IBI se congele «de verdad», algo que su grupo no tiene garantizado porque el Ayuntamiento podría mantener el tipo intacto pero al final el recibo «podría subir si la Diputación incrementa el valor catastral de los inmuebles». Además, exigió cambios en el impuesto de Plusvalía, que ya no se gira si un contribuyente perde dinero al vender su vivienda «pero sí si, por ejemplo, ganas 10 euros. Hay que poner unos límites».

Por su parte, EH Bildu, Podemos e Irabazi fueron mucho más duros y coincidieron al exigir «más progresividad para que paguen más los que más tienen», gravar los pisos vacíos y modificar la tasa de basuras para que no se pague por metros cuadrados de vivienda, sino en función de la generación de residuos. El independentista Antxon Belakortu acusó a Gonzalo de «subir la presión fiscal a las familias, aunque usted crea que es poco, y congelarle el IAE a las grandes empresas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos