Agresión homófoba Vitoria:

Urtaran: «Si hay algo aberrante es que unos padres no acepten la sexualidad de su hijo»

Cientos de alaveses se manifestaron en contra de la discriminación hace dos semanas. /IGOR MARTÍN
Cientos de alaveses se manifestaron en contra de la discriminación hace dos semanas. / IGOR MARTÍN

El alcalde de la capital alavesa ha condenado la agresión de unos padres a su hijo de 16 años tras conocer su homosexualidad

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Apenas dos semanas después de que las banderas multicolor recorrieran las calles de Vitoria en las celebraciones del 28-J, una agresión homófoba ha puesto de manifiesto la discriminación a la que aún se enfrenta este colectivo. El alcalde Gorka Urtaran se ha referido esta mañana a la paliza que un joven de 16 años recibió por parte de sus padres hace unos días tras conocer su homosexualidad. «Estos hechos son inaceptables en una sociedad moderna como la de Vitoria, y si hay algo vergonzoso y aberrante es la actitud de unos padres que no aceptan la diversidad sexual de su hijo o hija», ha señalado.

Urtaran ha confirmado que el Ayuntamiento se mantiene en contacto con la Diputación alavesa, quien ha asumido la custodia del menor tras el ataque en el que el padre le atizó con un palo y la madre trató de clavarle un cuchillo. Esta familia de origen pakistaní reside en Vitoria desde hace cinco años y ocupa un piso de alquiler social. «En Vitoria no caben ataques contra la libertad, la igualdad o los derechos humanos, también los de las personas LGTBI. Todos tienen aquí sus derechos y son personas libres e iguales como las demás», ha añadido el alcalde.

La Ertzaintza rescató al menor de esta agresión perpetrada por sus propios padres, pero no es la única dirigida al colectivo LGTBI que ha tenido lugar en Álava en los últimos meses. La asociación Lumagorri Heterosexismoaren aurkako taldea detectó trece casos de agresiones y delitos de odio por motivo de orientación sexual e identidad de género en la capital alavesa, entre ellas ataques físicos y verbales e incluso una violación, entre mayo de 2018 y abril de 2019.