La UNED crea en Vitoria una escuela de Inteligencia Emocional para padres, docentes y terapeutas

Teresa Imizcoz, directora del centro de la UNED en Vitoria, en una jornada de acogida de alumnos./Igor Aizpuru
Teresa Imizcoz, directora del centro de la UNED en Vitoria, en una jornada de acogida de alumnos. / Igor Aizpuru

Los cursos dotarán a sus alumnos de herramientas con las que puedan ayudar al desarrollo socioemocional de sus hijos, escolares o pacientes

Nerea Pérez de Nanclares
NEREA PÉREZ DE NANCLARES

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Vitoria ha creado una escuela de Inteligencia Emocional que empezará a impartir cursos dirigidos a familias, docentes y psicoterapeutas a partir del próximo mes de febrero. A finales de octubre del pasado año, se registró «la patente y el nombre, porque no existía nada así», avanza la directora de este centro, Teresa Imízcoz. Esta iniciativa busca dotar a sus alumnos de herramientas con las que puedan contribuir al desarrollo socioemocional de aquellas personas con las que conviven o trabajan.

«Inicialmente pensamos en dirigir los cursos a las familias, pero luego decidimos ser más ambiciosos y abarcar también a docentes y terapeutas», explica Imízcoz. La directora de la UNED de Vitoria considera que a los padres «nos faltan recursos para dotar de una sabiduría emocional a nuestros hijos, pero también es muy importante que los profesores sepan potenciar ese aspecto en los niños, porque en los colegios ahora se centran en las habilidades intelectuales y sociales, pero la educación debe de ser integral», argumenta.

Imízcoz defiende que el desarrollo emocional fomenta la empatía, «la capacidad de ponerte en el lugar de la persona que sufre, del que es diferente...». De ahí que el tercer colectivo al que también va dirigida la escuela es el formado por terapeutas, y que en un futuro se piense en extender la formación a profesionales del ámbito sanitario y del judicial. «Es muy importante cómo un médico o una enfermera te acompaña durante una enfermedad o cómo te da una mala noticia», recalca la directora de la UNED de Vitoria, al tiempo que destaca el papel de abogados y jueces en momentos determinantes de la vida de las personas.

Presenciales y en internet

La escuela de Inteligencia Emocional está basada en un programa de cursos de corta duración. El primero de ellos, dirigido a padres y madres que lleva el título 'Cómo acompañar a nuestros hijos en su desarrollo emocional', se desarrollará el 14 y 15 de febrero de forma presencial y del 1 al 31 de marzo, on line. Los siguientes, destinados a docentes, educadores, profesionales de la psicología, la psicopedagogía y la pedagogía, se impartirán a lo largo de los próximos meses de marzo, abril, mayo y junio.

El patronato del centro –presidido por el diputado general, Ramiro González, y formado también por representantes del Ayuntamiento de Vitoria, el Gobierno vasco y miembros de la Universidad a Distancia– no han dudado en respaldar la iniciativa, al entender que «busca contribuir en la formación de una sociedad más inteligente emocionalmente, y con eso ganamos todos».

Para la puesta en marcha de este proyecto, Teresa Imizcoz ha trabajado estrechamente con el responsable del laboratorio de inteligencia emocional de la UNED, Juan Carlos Pérez, que será el director académico de la nueva escuela. El grupo de profesores que impartirán los cursos estará formado por Javier Cejudo, de la Universidad de Castilla La Mancha, Silvia Benito-Moreno, de la consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, y Leticia Garcés, pedagoga y coordinadora del colectivo Padres Formados.

Las clases presenciales tendrán capacidad para acoger a medio centenar de alumnos.

 

Fotos

Vídeos