El Tribunal Superior admite a trámite una nueva denuncia de los vecinos contra el tranvía al Sur

Vista de las obras del tranvía./
Vista de las obras del tranvía.

«Presentaremos la demanda cuando se nos facilite el expediente administrativo», ha adelantado la asociación vecinal de San Cristobal 'Hegoaldekoak'

GABRIEL CUESTA y SAIOA ECHEAZARRA

Nuevo capítulo en la polémica por el proyecto de ampliación del tranvía hacia el sur de Vitoria. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha admitido a trámite otro nuevo recurso presentado de la asociación vecinal de San Cristobal 'Hegoaldekoak' contra el Ayuntamiento por la aprobación definitiva de la modificación del Plan General de Ordenación Urbano que sobre la «delimitación del sistema general tranviario» aprobada en el pleno del pasado mes de diciembre.

«Pretende permitir que en nuestra ciudad se hagan aceras de un metro», denuncia el colectivo. El TSJPV ha requerido al Consistorio que remita al juzgado el expediente administrativo de esta aprobación en el plazo que marca la ley. «A partir de este momento, presentaremos la demanda», ha adelantado la asociación. Es decir, es un procedimiento ordinario que el Tribunal Superior admita a trámite un recurso y no debe confundirse con una sentencia. De hecho, es un paso previo habitual antes de la posibilidad de presentar una demanda.

«El recurso de la plataforma se ha interpuesto contra la aprobación por parte del Gobierno municipal y EH Bildu en el Ayuntamiento para adaptar el Plan General al sistema tranviario. Una de las cosas que permite es que se puedan hacer aceras de 1 metro, como en la calle General Álava o Angulema, lo que choca con la ley vasca de accesibilidad. Hacer eso en nombre del tranvía nos parece una barbaridad y por eso pusimos principalmente este contencioso, pero tiene otra serie de aspectos más tecnicos y jurídicos, que tienen que ver con cómo se aprueba el año pasado lo que llaman la modificación provisional y cómo después de un año se aprueba definitivamente la modificación del Plan General y se introducen una serie de cambios. Hay motivos de forma y de fondo para poner el contencioso», explica Begoña Seco, portavoz de la plataforma.

¿Qué puede suponer el fallo del juez? «Si la sentencia es favorable a nosotros, lo que estaría diciendo el TSJPV es que las obras son ilegales. Porque no atienden a la norma urbanística de la ciudad. No sabemos lo que puede suponer, hay casos tanto en España como en otros países donde o se para una obra, o se echa para atrás. En Jaén ya ha pasado, se puso tranvía y no funcionó nunca. Lo que nosotros no queremos es dar el permiso poniendo una alfombra roja», expone la responsable

«Vemos cómo se están haciendo aceras anchas en zonas nuevas como Santa Bárbara, y no queremos que porque el tranvía se instale en determinadas zonas de la ciudad se permita que haya acercas de un metro, como en General Álava, a la altura de Carrefour, donde tuvieron que poner una barrera porque la gente salía del comercio y se chocaba vontra la plataforma del tranvía, eso no se puede permitir, y el Ayuntamiento lo está permitiendo. Esta modificación pretende legalizar lo que ya está hecho, que es ilegal, y que a partir de ahora que se pueda hacer allá donde se necesite aceras de un metro. Esperamos que se haga justicia», insiste Seco. «Ya ha pasado con las marquesinas del tranvía, una sentencia del TSJPV ha obligado al Gobierno vasco a cambiarlas marquesinas porque no son accesibles para personas que van en silla de ruedas».

Pendientes de otra sentencia

Por otro lado, Hegoaldekoak también está a la espera de la sentencia del Tribunal Superior sobre otra demanda interpuesta por la propia plataforma contra el Gobierno vasco hace justo un año. Un trámite que no ha supuesto la paralización de las obras de un proyecto que la agrupación vecinal critica desde sus orígenes al considerar que le «falta transparencia». «No está avalado por ningún estudio de demanda, es absurdo, no lo queremos, tiene un gran impacto medioambiental y social y no respeta las distancias mínimas obligatorias de seguridad», claman. La obra finalizará en unos meses y hará que el tranvía llegue a San Cristóbal a mediados de 2019 y en 2020 a Salburua.

En este sentido, Seco señala que las obras están generando grandes molestias en San Cristóbal y zonas aledañas. En lugar de ir haciéndolas por tramos, han abierto todo el trazado entero, lo que obstaculiza el tránsito de peatones y el tráfico en muchas calles, como en Florida, Domingo Martínez de Aragón, en Nieves Cano junto al Mercado de Hebillas... La portavoz de la plataforma también critica que «las obras no se van a finalizar en el plazo previsto».