Las trabajadoras de ayuda a domicilio de Álava desconvocan la huelga que empezaba el lunes

Trabajadores a de ayuda a domicilio, durante la jornada de huelga en Vitoria por el Dia de la Mujer. /Iosu Onandia
Trabajadores a de ayuda a domicilio, durante la jornada de huelga en Vitoria por el Dia de la Mujer. / Iosu Onandia

Aprueban en asamblea el preacuerdo que incluye incrementos salariales y más tiempo para los desplazamientos

Rosa Cancho
ROSA CANCHO

Las cerca de 700 trabajadoras de la ayuda a domicilio que se convierten cada día en un apoyo imprescindible para miles de alaveses dependientes decidieron el miércoles en asamblea desconvocar la huelga indefinida que tenían previsto iniciar el próximo lunes. La decisión de la Diputación foral alavesa de 'mover ficha' para evitar los paros e incorporar subidas salariales del 4,1% y 3% para los dos próximos años en su contrato con las cinco empresas que se encargan de gestionar este servicio ha facilitado la llegada a un preacuerdo, según confirmaron ayer a este periódico fuentes sindicales.

Este colectivo integrado en su mayoría por mujeres que asean, medican, cambian de postura, pasean o ayudan en labores domésticas a 2.500 personas –1.300 de ellas en Vitoria– llevaban desde febrero con movilizaciones y paros en demanda de mejoras en sus condiciones laborales y tras acumular siete años sin renovación del convenio. Según denunciaron, las empleadas reciben un sueldo de 900 euros netos por una labor que les obliga a trasladarse cada día a varios domicilios, algunos en pueblos distintos. A veces ni siquiera completan la jornada mínima, tienen contratos de dos horas al día y no llegan ni a los 500 euros de salario.

Ahora el Instituto Foral de Bienestar Social ha contratado por 26,8 millones de euros la gestión de este servicio para 21 meses desde abril de 2019 hasta diciembre de 2020 y esto ha sido clave para que las adjudicatarias oferten mejoras. El contrato recoge incrementos por el precio que la administración paga por hora de entre el 10% y el 13% y aumento de horas hasta llegar a las 600.000.

Dos minutos más

Las trabajadoras aceptan las subidas de un 4,1% para el próximo año y de un 3% para 2020, «pese a que aún quedan lejos de nuestras legítimas aspiraciones y no recuperamos el nivel adquistivo perdido desde 2011», indicó. Las empresas además se han comprometido a hacer efectivo el incremento de horas de garantía salarial de las 127 al mes a las 130 desde el próximo enero y además incrementan en dos minutos el tiempo que necesitan para los desplazamientos y que computa como trabajadado y que es ahora de tan sólo ocho minutos.

Además, logran que entre las 12.00 y las 17.00 horas todas las trabajadoras dispongan de tres horas sin trabajo para «poder comer y poder conciliar, para estar más desahogadas y no ir a la carrera», señaló una de sus representantes. Las trabajadoras que participaron el miércoles en la asamblea votaron a favor de los términos de este preacuerdo al que se suman ELA, CC OO y UGT y del que se descuelga LAB.

«Quedan pendientes de abordar más mejoras laborales y además en un año debemos volvernos a sentar para hablar del convenio. Nos van a tener vigilantes», indicó la representante sindical. «Si hemos logrado esto es sólo por las movilizaciones. Las trabajadoras sociales hacen una gran labor, ofrecen un servicio público que no tienen el suficiente reconocimiento, con jornadas muy difíciles de conciliar con su vida familiar», zanjó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos